Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 16 de junio de 2008

El Poder de las Manos


El pasado viernes tuve oportunidad de asistir a una conferencia curiosa dictada por un médico de familia mejicano , que además es antropólogo y profesor de la Universidad de Méjico. El tema en cuestión era "Diferentes formas de sanar patologías en otras culturas", y entre otros temas citó el famoso mal de ojo, pero su charla se orientó más a otras patologias, por otra parte muy frecuentes en la cultura iberoamericana ,así como en paises asiáticos y africanos, como son "el Empacho" y "el Susto". Entre otras formas de tratamiento, alguna de las cuales se sigue utilizando en las comuniddaes autónomas de Baleares y Valencia, se habló del uso de las manos de forma hábil asociado a la oración secreta para el tratamiento de dichos males.

Si buscamos en Google por la entrada "curar con las manos" veremos que hay nada menos que
240.000 entradas, entre las que se pueden encontrar artículos, libros, manuales y toda clase de ofertas de enseñanza de la técnica en cuestión.


Muy probablemente la imposición de manos sea uno de los métodos de curación alternativa más antiguas, conocidas y populares. Desde el antiguo Egipto hallamos pruebas de su existencia, como en el papiro Ebers, datado hacia el 1552 a.C., y que describe a esta técnica como un tratamiento médico utilizado en aquellos tiempos
También son conocidas las referencias bíblicas a través de la figura de Jesús y, posteriormente, en el cristianismo se convirtió en una práctica común, así como predicar, administrar los sacramentos o bendecir con el agua bendita y aceites.

En algún libro de uno de estos "sanadores" , que pòr otra parte se crea ó no en ellos , son muy populares y respetados en los paises iberoamericanos y en otras culturas indican que el proceso no es complicado:

"Intentar aliviar una dolencia o contribuir a sanar una enfermedad por medio de la imposición de manos no es algo complicado. Más allá del deseo de curar, basta con colocar las manos a unos 10 centímetros del lugar en el que se desea influir y durante un tiempo no mayor a los diez minutos. Aún si las manos se colocan sobre la cabeza, estando el dolor localizado en otra zona, se logrará igualmente un efecto sanador, ya que esta energía, que parece emanar de nuestras manos o de nuestro organismo, es capaz de dirigirse por sí misma hacia la zona necesitada de alivio. "


Al margen de que se crea ó no en estos temas , nadie me podrá negar que recomendamos a nuestros pacientes que vayan al fisioterápéuta para que les den un masaje en tal ó cual zona..para aliviar y resolver contracturas cervicales ó lumbares, ó para tratar múltiples problemas de tipo osteoarticular.

Muchas veces a las madres que tienen a su cuidado a bebés con los llamados "Cólicos del lactante" les recomendamos que le masajeen la tripa de forma repetida para ayudar a aliviar el cuadro y que se sientan partícipes de la mejoría del proceso. También se recomiendan los masajes a los lactantes como medio para la relajación de éstos. Y recientemente además se ha descubierto que el masaje de cualquier zona promueve la liberación de endorfinas y sustancias de tipo endocannabinoide implicadas en los mecanismos del placer y contra el dolor, entre otras cosas.

No me digais que en numerosas ocasiones os duele la cabeza y lo primero que haceis es poner las manos en la zona dolorosa y notais alivio . Lo mismo con el dolor de muelas y oídos.....

Y en otro orden de cosas, siempre recomendamos dar la mano al entrar cualquiera de nuestros pacientes, como muestra de cercanía y cordialidad pero que está demostrado que aumenta nuestra capacidad de "sanar" ó al menos de aliviar ó consolar a nuestros enfermos . ¿Que no os lo creeis? . En el grupo Comunicación y salud lo recomendamos siempre pero además ya hay numerosos artículos que lo avalan. Uno de ellos publicado en Archivos de Medicina Interna.

En el número de junio de la revista Archives of Internal Medicine <http://archinte.ama-assn.org/> pone de manifiesto que la mayoría de pacientes desean que su medico les salude de forma personal con un apretón de manos y llamándoles por su nombre de pila: En /An Evidence-Based Perspective on Greetings in Medical Encounters ( Arch Intern Med. 2007;167:1172-1176.)/ <http://archinte.ama-assn.org/cgi/content/short/167/11/1172> que así se titula el artículo, se encuestó a 415 adultos sobre sus expectativas y preferencias al momento del saludo durante el encuentro inicial con el médico, encontraron que más de dos terceras partes deseaba que el médico apretará su mano, y algo más de la mitad prefería que el médico le llamará por su nombre de pila al momento del saludo.

A las vista de los resultados los autores concluyeron que “/Debería animarse a los médicos para que saluden con un apretón de manos al paciente y a percibir indicios no verbales que indiquen si los pacientes están abiertos a estos comportamientos”.

¡Qué sabios nuestros ancestros!

Así que ya sabeis , no desprecieis el poder de las manos. Son terapéuticas con su lenguaje no verbal....y su energía pòsitiva. Hay que tocar más.

1 comentario:

doctordiabetis dijo...

Suelo dar la mano o apoyar mi mano en el hombro de mis pacientes pero despues de leerte lo intentaré hacer más a menudo.