Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

miércoles, 6 de diciembre de 2017

No Todo Sigue Igual en la A. Primaria: Vamos a menos

- Los que me conocen saben  que soy ,por naturaleza y por suerte , bastante optimista para no sucumbir al burn-out rampante que amenaza con llevarse todo por delante . Pero , aún así , es imposible sustraerse a reconocer que , tras más de tres décadas dedicadas a la Atención Primaria, han cambiado poco ó nada los problemas que la acucian y que ya lo hacían al menos más de una década.
  Todo ello , consecuencia de un conjunto de políticos y gestores  , a los que la Atención Primaria se la trae al pairo, salvo en las épocas de las campañas electorales en las que se les llena la boca con aquello de que "SOMOS EL EJE DEL SISTEMA"    y demás pamplinas a los que nos tienen acostumbrados , para luego seguir dedicando el 80% de los recursos al Hospital que es donde se resuelven el 20% de los problemas, mientras dedican a la A. Primaria el 20 % de los recursos (siendo muy optimista en esta cifra) donde se resuelven el 80% de los problemas.
  También,no voy a callármelo, es consecuencia de  que muchos profesionales de la A.Primaria  han decidido arrojar la toalla y aprovechar que el Sistema Sanitario permite cobrar lo mismo a un profesional que haga muchas cosas en su consulta  que a otro que lo derive casi todo al hospital y sólo se dedique a expedir recetas.  Estos compañeros, no sólo cobran igual que otros que se involucran hasta la médula en sus pacientes , sino que además  durante muchos años han cobrado más incentivos  de esos demenciales que todas las gerencias que he conocido han repartido durante todos estos años atendiendo sólo a aspectos economicistas de la atención sanitaria , que son los únicos  que les importan a los gerentes  que yo  y muchos como yo hemos padecido en nuestra vida profesional.


  Pero insisto en que la actual situación deplorable de la A. Primaria en España es consecuencia directa de la pésima actuación de los políticos y responsables de las gerencias correspondientes.
  Para muestra voy a copiar literalmente un documento , que hablaba de "12 meses , 12 causas"  de hace ya casi 10  años , en las que se venía a decir lo siguiente:



  1. La Atención Primaria necesita un profundo cambio en sus objetivos, estructuras y medios, que lleven a cabo de manera real y no artificiosa la Misión, Visión y Valores que se le supone. Quedan muy lejos en el tiempo las reformas que pusieron en marcha esta enorme “puerta de entrada al sistema” y cuyos pilares principales, los profesionales, comienzan a tener serios problemas de todo tipo, incluyendo el burn-out en su ámbito de trabajo.


    Entendiendo que desde puestos de dirección a veces no se está directamente en la realidad de los profesionales, les invitamos a leer los testimonios diarios que se escriben en los  blogs y redes sociales. Siempre y cuando sus ordenadores tengan permiso, pues los de las consultas de Atención Primaria están censurados. A propósito, sería muy loable que apoyaran, desde la Gerencia, la campaña de Internet en las consultas que el conjunto de blogs sanitarios demanda en sus páginas de forma permanente hasta que este problema se solucione.

    Podríamos ser más explícitos y citarles no menos de 12 problemas reales y muy serios de nuestra vocación-especialidad, que seguro que conocen y han sufrido en su anterior labor asistencial:

    1. La presión asistencial de esas de 5 escasos minutos por paciente, consentida por los servicios de salud, que impide trabajar con orden, lógica y evidencias. Yo añadiría que esto es atención veterinaria ya que ese tiempo es más para atender ganado que personas
    2. El progresivo deterioro de la "imagen" de la medicina de familia, ante las instancias hospitalarias, que lleva al MFyC a ser un “escribiente” a las órdenes de compañeros de carrera, no así de especialidad.
    3. La tremenda y progresiva burocracia que ahoga en papeles al MFyC, mientras las administraciones consienten y amparan el retraso de la receta electrónica, el visado de pañales, el autovisado de batidos, la remisión a hospital para medias de compresión normal, las ambulancias de atención hospitalaria, los partes de IT de enfermedades de larga duración, los informes para la ley de dependencia, los balnearios, la cruz roja, los gimnasios, los justificantes …
    4. El sistema de incentivos basados en el ahorro  en medicamentos sin una base legislativa que "ponga orden en el vademécum", trasladando al MFyC la presión de cambiar marcas, análogos, medicamentos no incluidos en arbitrarias guías de eficiencia.
    5. La falta de autonomía que impide al MFyC solicitar aquellas pruebas que pueden diagnosticar adecuadamente a SU paciente.
    6. La inconveniente, masificada e ininteligible lista de espera de pacientes (incluidas revisiones) en el hospital que lleva a una presión continua de los pacientes sobre... el MFyC.
    7. La escasa presencia de los órganos (y personas) gestoras intermedias y de los servicios centrales respectivos en el día a día de sus Equipos para explicar, dar a conocer, debatir y escuchar a sus profesionales.
    8. La política de recursos humanos basada en "no hay sustitutos" que dificulta el adecuado descanso vacacional, descanso de guardias, días de cursos, etc. y masifica consultas doblando ante la falta de compañeros.
    9. El ver a excelentes profesionales con lamentables contratos de martes a viernes (por ejemplo) sin ningún incentivo por parte de una administración que a la par que los sindicatos, consienten y pactan, ante tamaña agresión a la dignidad profesional. Profesionales que a la vista de lo cual cambian de autonomías o se van al extranjero.
    10. El falso empoderamiento -no en su salud- de la ciudadanía potencialmente usuaria de los servicios de AP, que le hace modelar las agendas de los MFyC, y hacen de la morbilidad SENTIDA la herramienta para manipular a antojo las nombradas agendas, porque TODO puede ser urgente.
    11. El escaso interés de las administraciones sanitarias a moderar el uso inapropiado y abusivo de la MFyC, mediante Educación para la Salud.
    12. El burn-out de los profesionales, como realidad palpable, origen de numerosos procesos de IT y que repercute directamente en la calidad asistencial y el gasto sanitario.




     ¿Alguién no suscribiría este mismo manifiesto hoy, diez años después?  .Yo vuelvo a reivindicar lo mismo
    ¿Alguién confía en que algún político responda y dé respuestas  a este post?  Yo no.