Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 15 de diciembre de 2009

A vueltas con el Copago

Hace pocos días , en el post que aludía a la "vida líquida", me refería a la dificultad de que el copago fuera una fórmula que resolviera los problemas que plantea una sociedad tan cambiante como la nuestra, donde muchos pacientes no son conscientes de lo que vale cualquier consulta a la que acuden y donde obtienen una respuesta parcial ó total a una necesidad sentida como para plantear una demanda asistencial. Por supuesto , son menos sensibles y conocedores de lo que la tecnología utilizada para resolver el problema, impone como costes añadidos. Y eso sin mencionar el coste de los recursos humanos que intervienen en el proceso.

Un más que interesante artículo , publicado en la revista Sanitaria 2000 por J. Ramón Repullo, y que recomiendo leer despacio y reflexionando sus argumentos, plantea la dificultad de la implantación del copago además de sus incongruencias en una sociedad como la que vivimos. Y plantea incluso lo contraproducente que resultaría en algunas situaciones. Pone un ejemplo que reproduzco a continuación y que me ha parecido clarificador:


"En una guardería donde los padres llegaban con frecuencia tarde a recoger a sus hijos se decidió imponer una multa económica para inhibir esta conducta; funcionó mal, y no ejerció efecto disuasorio: los padres, que antes acudían culposos al romper el «contrato social tácito» con los cuidadores de sus hijos, ahora «pagaban por su tardanza» y se sentían libres de decidir por sí mismos si llegaban tarde o no. El fallo de la guardería había sido sustituir una norma social por otra mercantil.Lo grave es que cuando se retiró la multa, la conducta de los padres ya no varió, e incluso hubo algo más de retraso.

Conclusión:cuando la norma social choca con una mercantil, aquélla desaparece; cuando se retira la mercantil, no queda norma alguna. Por lo tanto, los efectos no son sólo a corto plazo ".

Que conste que ya he proclamado mi incertidumbre en lo que respecta al copago en nuestro Sistema Sanitario, pero creo que podemos avanzar con buenas reflexiones y ,me parece, que ésta es una de ellas. También lo decía en los comentarios al post de la vida líquida
Yo estoy convencido, de que la vida se abre paso siempre, de una u otra forma, por eso comparto con J.R. Repullo el pensamiento de que si no conseguimos que el Sistema Nacional de Salud sea visto como patrimonio de todos, y como tal sea cuidado y sostenido colectiva e individualmente, es cuando realmente estará en peligro de que desaparezca.

Respuesta del Dalai Lama

- ¿Qué le sorprende a usted más de la Humanidad?

- Los hombres... -respondió él- ...
porque pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar
la salud.
Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven
ni el presente ni el futuro.
Y viven como si no tuviesen que morir nunca..., y mueren como si nunca hubieran vivido.