Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 19 de febrero de 2013

No Me Toqueis Los Huevos

-Hace un mes se publicó un artículo en el British que ponía orden en el asunto de los huevos.....en la alimentación de nuestros pacientes.
Yo , que soy uno de los médicos con más huevos de España (gracias a los regalos de algunos pacientes que crían gallinas a la antigua usanza) me alegro infinito.
Este metanálisis dosis-respuesta de estudios de cohortes pone de relieve que el consumo de huevos (hasta un huevo diario) no se asocia a un riesgo aumentado de enfermedad coronaria o ictus. Queda por determinar si en el subgrupo de pacientes diabéticos, el consumo de huevo podría asociarse a un riesgo mayor de enfermedad coronaria y si un consumo elevado se asocia a menor riesgo de ictus hemorrágico. A pesar del elevado contenido de colesterol presente en el huevo, parece que la presencia de otros nutrientes, como minerales, proteínas y ácidos grasos insaturados podrían disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Los huevos son una fuente importante de colesterol de la dieta y tradicionalmente se ha recomendado restringir su consumo, asumiendo que así disminuiría el colesterol LDL y consecuentemente el riesgo cardiovascular.
Este metanálisis dosis-respuesta de estudios prospectivos de cohortes se hizo con el objetivo de cuantificar la asociación entre consumo de huevos y riesgo de enfermedad coronaria e ictus. Como se ve en la tabla el metanálisis final incluyó 8 artículos con 17 informes independientes. Los estudios incluidos eran prospectivos, la exposición de interés era el consumo de huevo, el resultado principal era enfermedad coronaria o ictus y los investigadores informaban de los riesgos relativos con intervalos de confianza del 95% para al menos 3 categorías cuantitativas de consumo de huevo, que se medía por la respuesta a encuestas alimentarias.

El metanálisis se hizo con 263.938 participantes con un seguimiento de 3.081.269 persona-años por enfermedad coronaria, y 210.404 pacientes con un seguimiento de 4.148.095 persona-años por ictus. Entre los participantes se documentaron 5.847 casos de enfermedad coronaria durante un periodo de seguimiento que osciló de 8 a 20 años y 7.579 casos de ictus durante el seguimiento entre 8,8 y 22 años.


No se encontró asociación entre el aumento de consumo de huevos hasta 1 huevo diario y riesgo de enfermedad coronaria o ictus. En un subgrupo de análisis en población diabética, el riesgo relativo de enfermedad coronaria comparando los pacientes con mayor consumo de huevo con los que consumían menos, fue 1,54 (intervalo de confianza [IC] 1,14 a 2, 09). Además el subgrupo de personas con mayor consumo tenían un riesgo un 25% menor de sufrir un ictus hemorrágico que el subgrupo con menor consumo de huevo. Estos resultados de subgrupo deben interpretarse con cautela porque los tamaños muestrales fueron pequeñas.
A pesar de algunas limitaciones que incluyen los errores en la medida de consumo que pueden surgir de las encuestas alimentarias y los cambios en la dieta a lo largo del seguimiento, estos resultados invitan a restituir el buen nombre de los huevos ya tener en cuenta que son una fuente de otros nutrientes (minerales, proteínas y ácidos grasos insaturados) barata y baja en calorías.