Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 21 de febrero de 2012

Rumores, Reflexiones, Problemas, Soluciones.....

- Estas últimas semanas, con la falta de información sobre las medidas que se implantarán al final en nuestro Sistema de Salud, los rumores se han disparado: que si los  compañeros que hacen los salientes de guardia no van a ser contratados, que si nos tenemos que sustituir  en vacaciones, que si 10 horas menos de guardia,  que unos sí y otros no................
    SInceramente, creo que los que nos" gobiernan" tienen un carajal mental  de padre y muy señor mío: no saben exactamente qué quieren hacer ni cómo quieren hacerlo. Sólo han dejado transparentar que hay que ahorrar. A la fuerza. La calidad del sistema  no parece que les interese, ó al menos no hablan de ella.
 Muchas personas, estábamos deseando que se marcharan los  que llevaban 30 años en el poder y que han ido viendo que ésto se hundía sin hacer nada. Que dilapidaron durante lustros el dinero que no tenían. Que han hipotecado el futuro de nuestros hijos. Que son en gran parte , los responsables de la situación actual.
 Pero creíamos que el cambio en el gobierno de la región y de la nación, iba a traer consigo un verdadero cambio en la forma de hacer las cosas. Sin embargo sólo hemos oido hablar de que como no hay un duro nuestros sueldos han de menguar y  nuestros impuestos subir. Sin embargo, no veo ideas claras sobre qué cosas han de persistir y cuidarse para no perder calidad en los dos pilares de nuestra sociedad: Educación y Sanidad.
  Para lo que sí ha servido esta sopa de rumores sin tregua es para ver cómo los Sindicatos siguen predicando lo mismo sin hacer autocrítica, importándoles más su permanencia en el machito que los intereses de los que trabajan. También ha servido para que aflore lo peor de las personas egoistas: que en tiempos de crisis  sólo piensan en salvar sus espaldas. Muchos que conozco han ofrecido a la nueva administración en el altar del sacrificio a sus compañeros que hacen los salientes de guardia a cambio de que no se les tocaran esas malditas diez horas de guardia. Han ofrecido renunciar en parte a descansar tras la guardia (un derecho largamente perseguido y cortamente disfrutado en el tiempo) y hacer esas dos horas y media que la Administración aún no ha explicado para qué valen ni su necesidad, en el día  siguiente de la guardia, sin importarles  el que estaban contribuyendo a que se eliminasen esos puestos de trabajo imprescindibles para el buen funcionamiento de los Equipos de A. primaria. ¡Qué ruindad! Así nos luce el pelo, desunidos y dispersos frente a una Administración  decidida a recortar sin ton ni son en muchas cosas necesarias.
   Sólo recuperando los VALORES que nunca debemos olvidar , podremos hacer frente a ésto . Está en nuestras manos: