Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 16 de abril de 2013

Crisis , Austeridad y Salud

- Un  reciente artículo en Lancet, de  hace  4 días se pregunta por las consecuencias de los recortes brutales en los Sistemas de Salud como el Español en los indicadores de salud de la población. Hasta ahora, y apuesto alguna de mis partes nobles a que no se hará , ningún responsable de los Sistemas Sanitarios Europeos ha evaluado el impacto en la salud de las personas afectadas  por las desmedidas decisiones en recortes de recursos humanos y sociales.

     Los Médicos/as y Enfermeros/as que estamos a pié de obra somos conscientes de las dificultades del día a día de muchos de nuestros pacientes: los hay que han sufrido un ictus con graves secuelas que obligan a sus familias a desembolsar una gran cantidad de dinero  para cuidar dignamente a su madre ó a su padre porque no encuentran recursos sociales, plazas en residencias públicas ó ayudas a la dependencia para poder paliar la situación. Los responsables miran para otro lado y mientras tanto somos  testigos de gran cantidad de lágrimas derramadas por nuestros enfermos y sus familias ( además de muchas de las nuestras ) mientras esperan, inútilmente , que cambie la situación.  Vemos cómo se dan altas de los hospitales en situaciones en las que la A. primaria difícilmente puede hacerse cargo de enfermos muy complejos y con situaciones clínicas inapropiadas para este nivel asistencial. Loos enfermos tienen que ver cómo se les dá cita para una ecografía para el año 2014 y aquellos que pueden se van a la privada si no tienen la suerte de que su médico de cabecera, que asume esa responsabilidad sin que el Sistema lo reconozca,  se la realice .

   Estamos viendo cómo hay pacientes que dejan de tomar algunos fármacos necesarios porque no tienen para pagarlos. Algunos han tenido que dejar su casa de alquiler y llevarse a sus hijos  para volver a vivir  con sus padres con la subsiguiente carga emocional adaptativa y desajuste  en su perspectiva vital. Hay  madres viudas que están dando de comer a varios de sus nietos e hijos que han dejado de percibir los mínimos ingresos del paro.
   Multitud de consultas por somatizaciones en jóvenes y no tan  jóvenes que ven cómo el problema económico es acuciante para sus padres , muchos de ellos titulados superiores en paro y por supuesto la mayoría de los que no está cualificados.
   Hace pocos días conocí a una paciente que no  acudía nunca por el Centro de Salud porque su autoestima ya no aguantaba más: era una ingeniero de telecomunicaciones que lleva trabajando más de 6 meses  como cajera de un supermercado.
  No sabemos tampoco los índices de suicidio que se están produciendo por éste asunto porque , sencillamente, las autoridades no creo que los den a conocer.

    Los índices de  alcoholismo y consumo de sustancias prohibidas están creciendo de forma exponencial entre nuestros jóvenes. Ayer , sin ir más lejos , fuí testigo de la desesperación de un padre que había tenido que llamarnos a la Urgencia para reclamar ayuda por el estado de agresividad  de su hijo , alcoholizado con poco menos de 20 años de edad y creando una situación insostenible  para la familia que tampoco tiene  otras opciones.
 Conozco muchos  inquilinos que deben  casi un año de alquiler  y se mantienen en los pisos gracias a la solidaridad de muchos propietarios que son  gente buena que es consciente de la situación y  esperan a que cambien los tiempos, aunque otros muchos no tienen esa suerte y tienen que abandonar sus casas porque ya no pueden aguantar más.



  La respuesta de las Administraciones ante esta situación , respecto al Sistema Nacional de Salud ha sido desilusionante y  nos ha defraudado a muchos. No han sabido separar el grano de la paja y se han tenido que marchar muchos jóvenes, magníficos profesionales ó  se mantienen con contratos basura por menos de mil euros al mes tras más de 10 años de formación y  varios de servicio en las trincheras de la Medicina.
 Sirva esta entrada de  pequeño homenaje a tanta gente que está sufriendo más de lo que puede explicarse por la situación económica , en un ambiente de corrupción rampante que alcanza muchas instituciones, bancos  y políticos que debieran dar ejemplo de lo contrario.
Deseo fervientemente que  más pronto que tarde pueda ir cambiando la situación para todos estos españoles de bién que aportan cada día lo mejor de sí mismos para intentar que esta situación les dañe lo menos posible.