La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 14 de febrero de 2020

Decálogo del Paciente Hospitalizado

- Todos tenemos algunos pacientes  que ingresan reiteradas veces en los Hospitales , y otros que sólo ingresan ocasionalmente  pero  que también sufren la falta de humanización y la falta de información  y comunicación que llevan a la soledad  y la angustia.
 He encontrado una propuesta que Jane Hill , de la Jhon Hpkins y Peter Pronovost experto en  calidad y seguridad clínica  hacen  , basados en encuestas a pacientes  que estan ingresados en el hospital a menudo por procesos crónicos y que son los que más sufgren ese deterioro de comunnicaión y humanística.
 Espero que nuestros Gerentes y Consejero tomen nota para  irse ajustando , ó que al menos se hagan encuestas, no de satisfacción sino para proponer cambios  hechas por los pacientes y no por los Gerentes- Esta propuesta es un Decálogo:
   
     En el artículo, Jane Hill, la Directora de Relaciones con el Paciente de Jonhs Hopkins, dice que la mayoría de personas que ingresan, a pesar de valorar la calidad técnica de los servicios, piden además ser tratados con amabilidad y cuidado. No en vano, sentirse encamado en un hospital es una experiencia nada fácil para nadie. Fruto de las aportaciones de los pacientes, Jane Hill ha elaborado un decálogo que debe leerse como una base para transformar unas salas de hospitalización gestionadas desde la perspectiva de tareas, funciones y competencias a otra pensada desde la experiencia de los pacientes.


Decálogo del paciente hospitalizado (elaborado a partir de lo que dicen los propios pacientes)

1. Déjenme dormir entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. No me tomen constantes ni me extraigan sangre si no es vital, y si lo es, me lo deberían explicar bien. Piensen que dormir bien me ayuda a recuperarme y me hace sentir mejor.

2. No hagan ruido en el control de enfermería. Bajen el volumen de las conversaciones, el televisor, la radio, el ordenador y las alarmas de los aparatos y monitores, especialmente por la noche. Los pacientes preferimos plantas de hospitalización poco ruidosas.

3. Tengan cuidado de mis pertenencias. Tengan inventariadas y protegidas mis cosas. Esto me hace sentir más seguro e incrementa mi confianza en ustedes.

4. Llamen a la puerta antes de entrar y preséntense. Diríjanse a mí por mi nombre y no me tuteen si no se lo pido. En resumen me gustaría que respetaran mi intimidad y mi manera de ser.

5. Tengan colgada en la pared una pizarrita con los nombres de los profesionales de cada turno y con las acciones que me han preparado para el día. Esto me ayuda a estar orientado. Comprueben que mi nombre y el número de la cama están escritos en el cabezal.

6. Ténganme al corriente, a mí y a mi familia, si observan cambios en mis condiciones clínicas. Infórmenme también si hay retrasos en las pruebas programadas. Estar informado me rebaja la ansiedad.


                                      




7. Tengan la habitación limpia. Limpien en profundidad cada día. Me han dicho que la limpieza reduce el riesgo de infecciones.

8. Escúchenme e implíquenme en las decisiones de mi proceso clínico. Utilicen un lenguaje llano y confirmen que les he entendido.

9. Explíquenme las normas básicas del hospital. Si estoy ingresado en unas instalaciones grandes y complejas, donde trabaja mucha gente, el hecho de entender las reglas de juego, me hace sentir más adaptado.

10. Mantengan un nivel alto de profesionalismo en todo momento. Cuando están tomando un café en el office o cuando ya han terminado el turno, para mí siguen siendo el reflejo del servicio que se me ofrece. No se olviden de este detalle.


viernes, 10 de enero de 2020

INEPTOCRACIA

- Aunque no me prodigo en hablar de Política en este blog ,  la actual debacle   en la Asistencia Sanitaria a nivel  nacional está  fundamentada en este concepto , que explica a las claras porqué estamos donde estamos y vamos a donde vamos. Por eso no me he resistido a publicarlo. Lo acuñó el gran filósofo francés Jean Dòrmesson  que vivió 92 años y afirmaba  lo que sigue:

   

   



domingo, 5 de enero de 2020

Qué le traerán los Reyes Magos a los Gerentes de Castilla la Mancha

-
    Pues si nos atenemos a la situación  en la que seguimos sumidos los Médicos de A. Primaria, con :
     - Cada año menor presupuesto.
     - Cada año mayor presión asistencial
     - Cada año trabajando con menos recursos.
     - Cada año asumiendo más responsabilidades , lo que sumado a lo anterior (con menos recursos) supone        una sobrecarga laboral insoportable.
     - Cada año con más dificultades  para poder  hacer nuestro trabajo con dignidad.
     - Cada año con menos tiempo por paciente.
    - Cada año sin poder tener acceso a   las pruebas complementarias necesarias para realizar mejor nuestro        trabajo.
    - Cada año  siendo el desague del Sistema Sanitario.
    - Cada año con Agendas   insoportables, absurdas  y peligrosas para la seguridad del paciente y para la              salud mental de los profesionales..................................................................................
        ...............................................................................................................................etc etc



    Así pués su regalo será seguro, igual que cada año, :  El oscuro mineral !!!!!!!!!

 

    Incluso el gran Forges lo supo plasmar  magistralmente hace unos años: