Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 5 de noviembre de 2012

La Tristeza no es Depresión

- Estos días, me he estado despidiendo de muchos de mis pacientes porque voy a cambiar de lugar de trabajo. Quiero hacer una entrada a este respecto, pero me ha parecido que era interesante diferenciar , una vez más, Tristeza  vs Depresión. ¿Cómo no estar triste por dejar atrás 30 años de relación con cientos de personas y sus familias? ¿Alguien piensa que esto es patológico y que hay que prescribir algún fármaco? La respuesta es un No tajante. Ningún fármaco puede sustituir a un buén amigo cercano a quien abrazar ó con quién llorar  .
Un artículo que publica el portal Psiquiatría . com habla de ésto y dá algunas claves para que actuemos en la consulta

El 16% de las personas que sufren la pérdida de un ser querido tienen un cuadro depresivo durante un año.


Alrededor del 16 por ciento de las personas que sufren la pérdida de un ser querido presentan un cuadro depresivo durante el año siguiente al fallecimiento del familiar o amigo. No obstante, esta cifra se incrementa hasta aproximadamente el 85 por ciento en la población mayor de 60 años.

Asimismo, cinco de cada cien personas pueden experimentar alucinaciones e incluso sentimientos de culpa, que se intensifican tras cumplirse el periodo normal de adaptación a la pérdida. Es lo que los especialistas denominan como 'duelo patológico'.

"Un duelo normal se asocia a síntomas de tristeza que no son incapacitantes y duran unos pocos días. Sólo cuando las circunstancias han sido especiales --como la muerte de un hijo, fallecimiento por suicidio, muerte inesperada o por enfermedad terminal dolorosa y de larga duración--, la persona presentaba una relación de gran dependencia hacia el fallecido o alguna enfermedad psiquiátrica previa o existen sentimientos de culpa por alguna razón, tiende a aparecer un duelo patológico, que se caracteriza por mayor duración de los síntomas de tristeza y mayor intensidad", ha explicado el psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Javier García Campayo.



No obstante, el duelo es un proceso adaptativo normal ante una pérdida que tiene consecuencias psicológicas --tristeza--, biológicas y sociales, suponiendo uno de los acontecimientos más estresantes que debe afrontar el ser humano. Sin embargo, no se considera una entidad patológica psiquiátrica.

Para García Campayo el duelo patológico es, inicialmente, una complicación del duelo normal y todavía no es una depresión, pero en poco tiempo puede presentar la duración --al menos 2 semanas-- y la intensidad --altera el funcionamiento laboral, social o familiar normal-- y ser indistinguible de una depresión, con un tratamiento también similar: fármacos antidepresivos y psicoterapia, en este caso muy centrada en la pérdida.

Por este motivo, los especialistas coinciden en que es fundamental diagnosticar el tipo de duelo existente y en que no se deben tratar los procesos adaptativos normales, dado que todo el mundo tiene y debe asumir el pasarlo mal ante una pérdida. Ahora bien, cuando los síntomas de tristeza son duraderos (semanas) e incapacitantes, de modo que impidan realizar una vida laboral, social y familiar normal, es cuando se debe acudir a un especialista.

Por último, el experto ha recordado que el duelo no sólo se produce como consecuencia de un fallecimiento sino que, también, se puede producir por la pérdida del puesto de trabajo, discapacidad derivada de un accidente de tráfico o tras una mastectomía, pudiendo "cronificarse" hasta convertirse en una patología que se desencadene en una depresión.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ruiz, te deseo todo lo mejor en esta nueva etapa, estoy segura que te irá fenomenal porque no puede ser de otra manera.
"Tendrás que hacer mas sitio en tu corazón para que puedan entrar mas personas, tanto nuevos compañeros como nuevos pacientes", estoy segura que hay sitio de sobra.
PD.: Preparate para la Fiestuki... será mortal. jajajajza
mil bsos y un millón de abrazos
Siempre estarás con nosotros no te quepa la menor duda.

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Muy interesante la entrada.
Este año estoy dando ya psiquiatría y la profesora ha insistido varias veces sobre ese aspecto.
Hay gente que lleva al médico a una persona porque se ha muerto su marido y está llorando (ejemplo). Y siempre nos dice, que obviamente, lo que no sería normal es que esa persona estuviera dando saltos de alegría (bueno... habría que ver al marido... jeje igual sí :p )

Muy interesante.

Suerte en tu nueva etapa!

Antonio R. dijo...

Tengo tanto que agradecer en estos días durillos...... Entre todos me habeis hecho sentirme feliz por tanta gente guay que he sentido tan cercana y que siempre llevaré conmigo.
La Fiesta verdadera es que estais ahí siempre, con una sonrisa en el momento oportuno, con un abrazo cuando hace falta y con algunas lágrimas cuando eran precisas. Multiplicad por mil los besos y abrazos para todos vosotros, mis queridos amigos...