Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

domingo, 24 de agosto de 2014

Los que trabajan mal.........¿ QUIZÁ PEOR CON LOS INCENTIVOS HABITUALES?

- Hace ya demasiados años que muchos de nosotros estamos en contra de los incentivos tal como están establecidos en nuestro Sistema Sanitario.  Se han incentivado cosas tan peregrinas como incluir a una paciente en el protocolo de atención al embarazo  de bajo riesgo cuando otros equipos llevaban atendiendo embarazos  de bajo riesgo en todos sus apsectos desde hacía años y a éstos se les exigía aumentar la cobertura sin reconocérseles el esfuerzo y la diferencia con los "cara duras" que argumentaban no saber atender a estas pacientes y lo que es peor no querer formarse   para hacerlo bién. Todavía hoy ocurren estas cosas y se siguen incentivando cosas tan peregrinas como el número de Sysadoas que se prescriben , cuando éstos deberían haberse dejado de financiar hace meses a la luz de las evidencias disponibles. Pero esto parecen ser cuentos chinos para nuestros gerentes y directivos. Se siguen INCENTIVANDO determinadas actitudes y prescripciones sin darse cuenta que algunos llamados "profesionales" están más pendientes de lo que se incentiva que de lo que realmente es importante  realizar en la consulta.
   Un reciente artículo del British  Family Practice  se ha encargado de confirmarlo. La referencia para los que quieran hojearlo es:
 Chew-Graham CA, Hunter C, Langer S, Stenhoff A, Drinkwater J, Guthrie EA, Salmon P. How QOF is shaping primary care review consultations: a longitudinal qualitative study. BMC Fam Pract. 2013;14:103
 Hace ya muchos años que Elyyahu Goldratt enunció su famosa teoría de "Dime como me valúas y te diré cómo me comporto" en la que ponía de relieve que la tendencia humana más sencilla es desvincularse de aquello por lo que no va a recibir compensación económica . El pago por desempeño corre el riesgo de que cuando deja de hacerse , parece que empeoran los indicadores . Pero lo que está claro es que si queremos que vayan cambiando algunas cosas en este Sistema nuestro (que no es diferente al Británico en ésto)  está claro que HAY QUE HACER UN EJERCICIO DE IMAGINACIÓN y de control para que los  profesionales que no aportan Valores a la organización puedan ser detectados y controlados, y reconducir esos incentivos a aquellos comportamientos que sí se centran en lo que el paciente necesita y que le resuelve los problemas .


  Lo que sí parece claro es que muchos profesionales no trabajan pendientes de los incentivos y sí aportando valores y calidad a su quehacer diario, lo que  para los que deciden  esto de los incentivos, es un problema  porque les descubren las verguenzas y su incompetencia cada vez que  cometen una estupidez más con incentivos de ésta estirpe. Con lo fácil que es pagar por un trabajo , evaluarlo de forma adecuada  e incentivar lo que de verdad añade calidad al ejercicio profesional y a la atención al paciente. Basta ya de fijarse   en si está o no en la Guía farmacoterapéutica ó en chorradas similares.