Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 3 de febrero de 2015

Utilizar la escala FRAX mejor que indicar Densitometría indiscriminada. El Sentido Común se impone

- Un estudio publicado recientemente en Medicina Clínica viene a confirmar lo que ya se venía haciendo por sentido común y por el análisis de los resultados teniendo encuenta sólo el T-score . Durante todos estos años hemos tenido que   intentar convencer a muchos pacientes a los que se les trataba sin  necesidad basándose sólo en el T- score de una densitometría que se les indicaba a todas las mujeres postmenopaúsicas y algunas premenopaúsicas. Asímismo a multitud de mujeres de mediana edad que tenían la desgracia de ser valorados por alguno de estos colegas que no reflexionaban mucho sobre su práctica clínica y que ha contribuido a que España fuera de los países con mayor prescripción de antireabsortivos de Europa y del mundo.


 

El objetivo de este estudio de cohortes fue detectar los umbrales de la herramienta FRAX que clasifiquen los grupos de riesgo alto/bajo de fractura osteoporótica en la población femenina española y su valoración de coste-efectividad. Se evaluaron 816 mujeres de 40-90 años de la cohorte FRIDEX con densitometría basal, factores de riesgo de fractura y no tratada para la osteoporosis en los 10 años de seguimiento. Se estratificaron en 3 grupos/niveles de riesgo de fractura principal  según la incidencia real de fractura, buscando los puntos de corte equivalentes de FRAX  basal.
. La opción más coste-efectiva fue realizar una absorciometría dual de rayos X (siglas en inglés, DXA) para FRAX  ≥5 (riesgo intermedio y alto), con el fin de reclasificar los casos mediante FRAX con DXA en riesgo alto/bajo. De esta forma, se seleccionaría un 17,5% de las mujeres para DXA y un 10% para tratamiento, lo que mejora los parámetros predictivos y se reducen las DXA (82,5%), los tratamientos (35,4%) y el coste global (28,7%) para detectar al mismo número de mujeres que tuvieron fracturas.

Por lo tanto, la utilización de los umbrales de FRAX  identificados como alto/bajo riesgo de fractura osteoporótica en la presente calibración (modelo FRIDEX) mejoraría los parámetros predictivos en mujeres españolas, con una mejor relación coste-efectividad que el modelo tradicional basado en el T-score ≤-2,5 de la DXA.