Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

domingo, 19 de diciembre de 2010

La Isla de las Flores

- Éste documental. del brasileño Jorge Furtado, el cineasta de cortos  más conocido de Brasil, aunque tiene más de veinte años de antiguedad, vuelve a tomar un sitio de actualidad, en un mundo que tiene trastocados sus  valores y donde el dinero vale más que las personas, donde los animales viven mejor que muchos seres humanos , que no han cometido otra falta que nacer en un país pobre ó peor aún empobrecido por la codicia de otros que no tienen ningún pudor en hacer grandes declaraciones políticas de solidaridad mientras miles de  personas padecen las consecuencias de su ambición sin límites y que se considera el paraíso del bienestar.
Aunque el corto se inicia , aparentemente con una estética biologicista , os recomiendo que no dejeis de sguirlo hasta el final , porque seguro os dará para reflexionar  en estos tiempos de tribulación para muchos, y para cobrar conciencia de algunas aberraciones de nuestro llamado  Estado del Bienestar.

ÉXITO

- Ya hemos comentado en alguna ocasión que la vida es capicúa. Una de las aspiraciones de todo ser humano , hasta que uno madura, es tener éxito , que se te reconozcan tus méritos , que triunfes conforme a los cánones de la modernidad. Pero en realidad el éxito ,es algo más mundano que tiene forma de campana de gauss  que acaba en EXITUS
Éxito es …


A los 3 años: No mearse
A los 6 años: Recordar lo que hiciste en el día.
A los 12 años: Tener muchos amigos.
A los 18 años: Tener carne de conducir.
A los 20 años: Tener relaciones sexuales.
A los 35 años: Tener mucho dinero.
A los 50 años: Tener muchísimo dinero.
A los 65 años: Tener relaciones sexuales.
A los 70: Tener carne de conducir.
A los 75: Tener muchos amigos.
A los 80: Recordar lo que hiciste en el dia.
A los 85: No mearse.