Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 13 de febrero de 2009

Desde bebés aprendemos jugando

El juego es la principal ocupación de todo niño. Incluso dentro del útero el bebé ya juega, con los dedos o el cordón umbilical, hecho que puede observarse en las ecografías. Al nacer continúa haciéndolo, desde el primer momento con el pezón mientras se alimenta. Así va reconociendo los sentidos y adquiriendo las primeras experiencias sensoriales, jugando con los olores el tacto y los sonidos.

¿Que no os lo creeis? Mirad cómo juega esta pequeña con su cordón umbilical



Pero las sorpresas no acaban ahí sino que más atrás, en otra bolsa, estaba su hermano julian que también quería jugar con su hermana gemela: