Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Creer para Ver

- Si estamos convencidos de que hay una mejor manera de hacer las cosas, de cumplir con  lo que  espera de nosotros, de que no sirve de nada resignarse ante la adversidad y de que hay que creer en los sueños y luchar por ellos  para lograrlos.........habremos dado un paso de gigante para lograrlo. Os contaré una historia:

  Un gran general, llamado Nobunaga, había tomado la decisión de atacar al enemigo, a
pesar de que sus tropas fueran ampliamente inferiores en numero. Él estaba seguro que vencerían, pero sus hombres no lo creían mucho. En el camino, Nobunaga se detuvo delante de un santuario Shinto. Declaro a sus guerreros:

- Voy a recogerme y a pedir la ayuda de los kamis. Después lanzaré una moneda. Si sale cara venceremos, si sale cruz perderemos. Estamos en las manos del destino.

Después de haberse recogido unos instantes, Nobunaga salió del templo y arrojó una moneda. Salió cara. La moral de las tropas se inflamó de golpe. Los guerreros, firmemente convencidos de salir victoriosos combatieron con una intrepidez tan extraordinaria que ganaron la batalla rápidamente. Después de la victoria, el ayuda de campo del general le dijo:

- Nadie puede cambiar el destino. Esta victoria inesperada es una nueva prueba.
- ¿Quién sabe? -respondió el general, al mismo tiempo que le enseñaba una moneda trucada, que tenía cara en ambos lados.


2 comentarios:

José Manuel Brea dijo...

"El que crea verá la Gloria de Dios", dice la Biblia. Ojalá, del mismo modo, quien creyera en el sistema viera colmadas sus ansias terrenas.

Antonio R. dijo...

Quizás hay que creer en un sistema mejor para ver cómo éste cambia. Prefiero ilusionarme con ésto que me ayuda a seguir en pos de los sueños. Un abrazo