Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 26 de septiembre de 2008

Ahora se entienden nuestras penas


Los trabajadores a las órdenes de jefes más inteligentes emocionalmente son más productivos, efectivos y gozan de mejor salud que aquéllos cuyos supervisores son mediocres.
FUENTE: JOURNAL OF OCCUPATIONAL AND ENVIRONMENTAL MEDICINE. 2008 AGO;50(8):904-915.


En la literatura científica encontramos tres definiciones distintas de lo que es ser un jefe benévolo. El jefe compasivo, que proporciona apoyo social cuando es necesario; el considerado, que trata con respeto a los empleados y el transformador, que inspira, motiva y estimula a nivel intelectual.Una investigación publicada recientemente en la revista 'Journal of Occupational and Enviromental Medicine', constata que los trabajadores a las órdenes de un buen jefe están menos días enfermos y requieren de menos bajas laborales. Concretamente, estos empleados tienen un 27% menos de riesgo de enfermar y un 46% menos de posibilidades de solicitar una baja por discapacidad.Jaana Kuoppala, del Instituto Finlandés de Salud Laboral, en Helsinki, y su equipo han llevado a cabo una revisión de un total de 27 estudios de los 109 seleccionados, publicados entre 1970 y 2005, en los que se ha analizado cómo influyen los jefes en la salud y en el bienestar de los trabajadores.Las conclusiones del nuevo estudio determinan "que es extremadamente importante que la función de los superiores sea evaluada y que se promocione a aquéllos con una conducta más ejemplar en todos los ambientes laborales", añade el trabajo.



Ahora ya entiendo porqué somos inefectivos , improductivos y nuestra salud deja mucho que desear desde el punto de vista emocional

1 comentario:

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con el estudio. Es fácil comprobar que un mal jefe hace que todo el departamento sea un desastre. Yo lo he visto, y lo contrario también, un buen jefe te motiva, aprendes y el departamento funciona, se hacen más diagnósticos, se causa menos mortalidad y se solucionan más problemas burocráticos.

La pena es que hay muy pocos buenos, lo normal es que sean mediocres. El sistema premia la mediocridad, se promociona al que no da problemas. La inteligencia asusta.
Vaticina que nuestro sistema de salud se colapsará y sufrirá una inmensa merma con la avalancha de inmigrantes que están llegando y con el reparto de títulos de especialistas que están dando. El gobierno tiene miedo de perder las próximas elecciones, necesitan inmigrantes para votar.

Es inaudito lo que está ocurriendo con la convalidación de títulos de especialista, ¿es que nadie va a decir nada?
Dr. Harto