Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 24 de febrero de 2009

Chequeos médicos. Otra Falacia que se extiende (1)


Hace pocos días un periódico tan conocido en el mundo de la economía como Expansión,se hacía eco de un trabajo de la Clínica de Navarra (que no es precisamente sinónimo de interés por la sanidad pública) en el que se anunciaba: Los chequeos detectan patologías en un 90% de las personas evaluadas
Publicado el 08-01-2009 :
"La unidad de Chequeos de la Clínica de Universidad de Navarra demuestra la eficacia y utilidad de los exámenes médicos preventivos con un estudio realizado con 22.000 pacientes.
La medicina preventiva ha creado mucha polémica en el mundo de la salud. Sin embargo, poco a poco, se está demostrando su validez, su utilidad, así como su rentabilidad médica. Así lo demuestra un estudio realizado por la unidad de Chequeos de la Clínica de la Universidad de Navarra que concluye que un 90% de las personas que se sometieron a una revisión preventiva, integral e individualizada presentaba algún tipo de patología.
El estudio, practicado sobre una muestra aleatoria de 22.000 pacientes atendidos durante los pasados ocho años por esta unidad, prueba la importancia de este tipo de chequeos. El principal beneficio de estos exámenes médicos reside en que “permiten diagnosticar enfermedades en fases iniciales, cuando todavía no han manifestado síntomas, como es el caso de algunas patologías cardiovasculares, degenerativas o incluso tumorales”, comenta Oscar Beloqui, director de la unidad.


Después del consiguiente reajuste emocional al que me he visto obligado a realizar para no permitir que se me destapara sin control mi caja de los improperios ,me ha parecido que merecía la pena escribir unas líneas para intentar transmitir mi posición totalmente contraria a estas prácticas no ya ineficaces , sino exentas de todo sentido común y de objetivos razonables .

Cuando salió la ley de Prevención de riesgos Laborales(Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Ley 31/1995, de 8de noviembre. BOE n.o 269) se hacía hincapié en que a los trabajadores expuestos a unos determinados riesgos laborales, se les realizaran estudios periódicos orientados a detectar problemas relacionados con dichos riesgos. Pués bién : todos , los trabajadores primero y después los médicos de familia a los que se remiten dichos chequeos, estamos hasta la coronilla de que se apliquen baterías estandarizadas que no sirven más que para meterles el miedo en el cuerpo a algunos que tienen la "desgracia " de que sus cifras de colesterol están por encima del punto de corte que le han puesto a la maquinita, ó de padecer cierto grado de ansiedad cuando se les toma la T.arterial, ó de padecer alguna alteración inespecifica del ECG. La angustia generada a los pacientes y el tiempo que nos hacen perder a los médicos de cabecera para tranquilizarlos y explicarles lo de los falsos positivos y que en su caso, sin otros factores de riesgo no tiene la menor importancia que tengan un colesterol en 245 ni otras paridas por el estilo como soplitos inocentes y toda la gama de chorradas que algunos colegas responsables de estos chequeos , con poco bagaje ético por cierto,se encargan de transmitir a los pobres inocentes que caen en sus manos como consecuencia de una mala aplicación de la citada Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Como bién expresa algún trabajo publicado por expertos responables del tema:
"Sin entrar en la ineficacia preventiva de este tipo de acciones, que tan bien han estudiado las compañías aseguradoras, conviene mencionar algunas de las consecuencias perversas que ha tenido esta actividad tanto para los trabajadores como para los empresarios y el propio sistema de prevención de los riesgos del trabajo.
Por un lado, las personas que trabajan son la franja de población adulta sana que no suele frecuentar los servicios del sistema nacional de salud y que ha podido llegar a creer que con este trámite rutinario se le estaba protegiendo del posible deterioro de su salud por el trabajo, cuando en realidad, en la mayoría de los casos, sólo se llevó a cabo una medicina de complacencia. Así, a una persona expuesta a riesgo neurológico, respiratorio, dérmico ,ORL u otro se le aplicaba un reconocimiento médico estándar,tras el cual se le entregaban unos resultados analíticos que le informaban exhaustivamente sobre su perfil lipídico y
hematológico, y hasta podía hacerle pensar que tenía garantizado otro año más su estado de salud, cuando en realidad nada se había hecho por preservarlo de los posibles daños derivados de sus condiciones de trabajo."

Esto de los chequeos a todo el mundo que lo pida es un verdadero riesgo para la Salud Pública y constituye otro ejemplo del concepto equivocado y perverso del Salud para Todos que tan bién les viene a nuestros políticos y no pocos colegas más preocupados por sus cuentas corrientes que por la salud de los pacientes que han depositado en ellos su confianza. Y no olvidemos que la Medicalización de la sociedad ya está dando sus amargos frutos y si no lo intentamos remediar en la medida que cada uno pueda ,seremos co-responsables de su extensión imparable.Por mi parte , desde este foro proclamo que los mencionados chequeos estandarizados no sirven más que para justificar alguna actividad inútil en terminos de prevención de riesgos laborales , para asustar a algunos ingenuos que caen en dichas redes y para que algunos ganen dinero a costa de la ignorancia del personal.

2 comentarios:

metgegeneral dijo...

De acuerdo por un lado contigo, porque en estos momentos de crisis economica hay que dar el maximo apoyo a la economia productiva, y sería un gran ahorro que los empresarios no pagasen más estudios de salud que los estrictamente marcados en ley: los propios del trabajo. Malo sería para los numerosos profesionales de salud que nutren a bajo precio la maquinaria de realizacion de estos chequeos denominados Vigilancia de la salud.
Por otro lado, dado que la medicina publica no tiene un sistema flexible que facilite el acceso del que vive en un lugar y trabaja en otro, estos chequeos que denuncias, permiten ocasionalmente hallazgos y seguimientos de problemas de salud.
Lastima que se perdió la oprtunidad de hacer seguimiento de la salud laboral desde los CAP antes de la creacion de la parafernalia de la mueva ley.

Antonio R. dijo...

¿Cómo que el sistema público no tiene un sistema flexible que permite trabajar en un sitio y vivir en otro?. Todos los días vemos pacientes que acuden por cualquier problema que creen urgente y se les atiende con la calidad que uno cree adecuada a dicho problema.No veo que haya necesidad de someterse a un chequeo convencional , que reitero no sirve para casi nada, y sí que el paciente tenga su médico donde más accesible le sea , para poder hacer medicina preventiva en aquello que sí mereced la pena. Gracias por tu opinión.