Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 24 de octubre de 2009

Visitar al Psiquiatra?

Un señor va al psiquiatra:
- Doctor, estoy con un problema : cada vez que estoy en la cama, creo que hay alguien debajo... Entonces me voy debajo del cama y creo que hay alguien encima. Para abajo, para arriba, para abajo, para arriba. ¡Me estoy volviendo loco!

- Venga usted tres veces por semana durante dos años, y yo le curo de ese problema.

- Y ¿cuánto cobra usted? .

- 200 $ por sesión.

- Lo voy a pensar.

Pasados seis meses, ellos se encuentran en la calle.

- ¿Porqué usted no me buscó más? - pregunta el psiquiatra.

- ¿A 200 $ la consulta? Un tipo del bar a quien le conté de mi problema me curó por $ 100 y una copa.

- ¿Ah? ¿ y Cómo hizo?.

-Vino a casa y le cortó las patas de la cama.

Moralejas:

1-Muchas veces el problema es serio, pero la solución puede ser muy simple.

2-Frecuentar un bar es más sano, económico y divertido que visitar al psiquiatra.

4 comentarios:

José Luis dijo...

Completamente de acuerdo

Romina Millán dijo...

Jodorosky hace cosas como esas y la gente arregla sus problemas de verdad, aun que a veces las cosas son muy locas y otras muy básicas, una amiga lo conoció en francia y le contó que peleaba mucho con su mamá porque ella siempre le decía qué hacer y/o que sus ideas estaban equivocadas, y quedaba siempre llorando, el le dijo que como ella vivia sola, trabajaba y se hacía cargo de su propia vida, cuando comenzara la discución con su madre, le encontrara la razón en todo y asintiera con la cabeza, despues se iría a su casa y haría lo que ella ya había desidido feliz, con una sonrisa en la cara, le aseguró que la mamá se aburriría de pelear sola... y así fue

Antonio R. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio R. dijo...

En realidad es cuestión de analizar cual es el problema, y darle el valor adecuado. Hay cosas nimias que no deben ocuparnos apenas tiempo resolverlas y otras más complejas que si tienen solución no debemos preocuparnos en exceso y si no tienen solución.....pues tampoco, como decía el proverbio chino. Ya sabes .....Psicomagia.