Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 18 de mayo de 2010

Respuesta de una funcionaria a Martín Ferrán


- No es mi intención dedicar muchos post a temas políticos ,pero como parece que ningún partido político nos va a defender ante el atropello y el disparate de bajarnos el sueldo a los funcionarios públicos, con el aplauso generalizado de muchos frustrados que no consiguieron aprobar oposiciones, e incluso de algúnos periodistas que yo tenía en muy alta consideración, como el que nos ocupa hoy, iré insertando en el blog todo aquello que contribuya a alzar la voz en defensa de nuestro trabajo, humilde sí, pero imprescindible en nuestra sociedad, y recordar que nadie nos ha regalado nada, sino que hemos renunciado a los vaivenes de los ciclos económicos, para tener una estabilidad que nos permita organizar nuestras vidas como nos ha parecido,tras superar una oposición, en mi caso frente a más de 30.000 opositores allá por el año 1981.
Aquí va el primero de los artículos , que seguiré insertando de vez en cuando para recordar a quién proceda que nuestras espaldas ya están bastante maltrechas con el trato que recibimos de nuestra empresa : La Administración.
"Sr. Martín Ferrand son muchos ya los comentarios despectivos y miserables que se están lanzando contra los funcionarios, esa casta, como usted los llama de la que yo formo parte. Pero es precisamente su artículo de opinión, por venir de quien viene, todo un profesional del periodismo, al que yo, sinceramente creía, objetivo y sensato, el que me ha encendido sobremanera y no quiero pasar por alto mi oportunidad de respuesta porque no ha podido ser más subjetivo, más insensato y sobre todo, más erróneo en sus planteamientos contra nuestra “casta”.
En primer lugar, ni yo ni ninguno de los muchos compañeros a los que trato nos sentimos ni tenemos porqué sentirnos servidores de nadie, y mucho menos queremos ser servidos. Le aclaro que en mi declaración a Hacienda no consta que sea servidora de nadie, sino una empleada por cuenta ajena; en este caso, mi empresa es la Junta de Andalucía, a la que accedí por cierto tras unas duras oposiciones y que tras, 25 años de servicio como Administrativa (es decir 8 trienios), teniendo un complemento de exclusividad que me obliga a trabajar, como minimo, 110 horas más al año que al personal que no lo tiene y gestionando un Negociado, cobro 1.500 €, de los cuales usted se cree muy dueño de rebajar un 20%.
Comenta que por la crisis es el funcionariado el que tiene que ver disminuidos sus ingresos, ¿por qué?, ¿es que en épocas de “vacas gordas” el Gobierno hace conmigo reparto de beneficios? ¿Está usted quizás dispuesto a darme algo de sus ingresos cuando éstos sobrepasen lo que habitualmente cobra? ¿Está dispuesto acaso a hacerlo algún profesional “libre” de este país?
Le pongo un ejemplo muy concreto. Un vecino de mi bloque, trabajador de la construcción, tan discreto en ingresos como yo hasta el “boom” urbanístico, ha podido invertir y comprar 2 pisos más en Sevilla capital. Es cierto, ahora está en paro y yo y toda mi casta hemos contribuido a que pueda cobrar el subsidio de desempleo, porcentaje que pagamos todos los meses aunque a nosotros no nos haga falta, pues jamás lo cobraremos. Además, usted pretende rebajar mi sueldo un 20% para “repartir”con él y muchos como él que ahora no les va bien. ¿Hablaría usted para que me cediera uno de sus pisos y así dejar la hipoteca del único pisito que poseo y que me está quitando el sueño? Los dos creemos que él no estaría dispuesto, ¿verdad?.Pues yo tampoco a darle un 20% de mi sueldo.
Habla también de que pretendemos vivir sin la incertidumbre que acompaña a otros ciudadanos. Pues sí, Sr. Martín, de eso se trata, aspirar a ser funcionarios es aspirar a poco materialmente en la vida, nunca seremos ricos, pero aspiramos a la estabilidad en el empleo, recurso al que puede aspirar cualquier persona, usted también, aprobando unas oposiciones. Por tanto, si yo he aspirado a “ganar poco y vivir tranquila” es un derecho adquirido y no, no me he adueñado de nada ni considero mi puesto hereditario. Mis hijos se lo tendrán que currar y posiblemente más que los suyos, por venir de una familia más humilde o sencilla como quiera llamarlo. Y es en este punto donde más me enciendo, ¿con qué derecho se cree a proclamar a los cuatro vientos que mis dos hijos (estoy separada) tengan que vivir con un 20% menos de lo que viven?
Ah y yo declaro hasta el último céntimo que gano (y todos sabemos que eso no es así en todas las profesiones, que hay mucha “economía sumergida”), por lo tanto no intente “calentarle” el ánimo a nadie con el hecho de que son los ciudadanos con sus impuestos los que me retribuyen , nosotros también contribuimos y mucho a las arcas del Estado.
Y una cosa más, considero el trabajo de esta casta mucho más importante para el país que el de su profesión, por ejemplo. Si no escribe un dia un artículo no pasa absolutamente nada, pero si mis compañeros de la Sanidad , la Enseñanza , los Cuerpos de Seguridad… no acudieran a su trabajo…
En fin Sr. Martín piense más lo que escribe antes de hacerlo

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente post, lleno de sentido comun. Sin desperdicio la boca de algunos tertulianos, pero con Martin Ferran ya sabemos de donde viene y a donde quiere llegar.

Antonio G. Ch. dijo...

Querido Antonio: Mi padre se jubiló hace unos años como funcionario tras más de 35 años de Servicio (con mayúsculas) en los grupos D,C y B, aunque muchos años desempeñó la función de un A sin tener carrera superior. Tiene 3 hijos: 2 funcionarios en educación (vamos profesores de instituto) y otro, el que suscribe, estatutario fijo, por la Gracia de Dios... o sea asimilable a funcionario. Los cuatro: padre e hijos somos MULTIMILLONARIOS, CON VARIOS PISOS, COCHES DE GRAN CILINDRADA, PASES VIP PARA VER ROLAND GARROS EN PARIS, VELERO EN MÓNACO, VACACIONES EN LAS MAURICIO... Joder (perdón) si casi parecemos presidentes del congreso, diputados en Estrasburgo, o consejeros de cajas de ahorro... A todo esto: Los sindicatos con grave estado de afonía.

Un abrazo amigo.

Antonio R. dijo...

No podemos esperar nada de los sindicatos que se mantienen gracias a las subvenciones del Gobierno y que tienen toda clase de prebendas en forma de liberados sine die cobrando todos los pluses habidos y por haber. A estos sindicatos la palabra ¡huelga! les genera un sarpullido generalizado , por lo que no quieren ni oir hablar de ella, no vaya a ser que se les acabe el chollo.

Dr. Bonis dijo...

El problema de los funcionarios es el concepto de que sacarse una oposición incluye el derecho a recibir un salario de por vida independientemente de que uno trabaje o no.

Esa mentalidad se deja ver entre las líneas del escrito que plateas: "elegí un sueldo estable".

El planteamiento es muy dañino para los funcionarios que de verdad trabajan y que al final dejan de esforzarse al ver que el de al lado que no se esfuerza cobra lo mismo.

Reducir un 5% el salario de los funcionarios que trabajan es terriblemente injusto. Existen otras medidas alternativas y de idéntico impacto como despedir al 5% de los funcionarios (los que no se esfuerzan) o reducir un 5% el tiempo de inactividad (llegar tarde, irse pronto, desayunos en horario de trabajo)... Esas medidas si se hubiesen tomado a tiempo habrían disminuido el gasto publico. Pero igual que el fontanero no fue previsor y pensó en la época de vacas gordas que "las cosas siempre serian así" los funcionarios tres cuartos de lo mismo.

Sacar una oposición te da derecho a TRABAJAR para el estado no a COBRAR del estado.

Por otra parte a mis queridos funcionarios recordarles que esa bajada del 5% también afecta a los empleados públicos temporales (35% en sanidad) que no es que no hayan aprobado una oposición sino que no les han convocado ninguna. Esos que cubren vuestras vacaciones, comisiones de servicio, cursos, congresos y bajas de maternidad. Esos que no tienen estabilidad y por los que no habéis movido un dedo en 20 años ni vosotros ni los sindicatos. ¿y pretendéis ahora hablar de justicia?

Antonio R. dijo...

Pues sí, estimado Dr. Bonis, el aprobar una oposición de funcionario público te dá derecho a tener un trabajo estable, tan estable que en tiempos de vacas gordas , cuando un peón de albañil , sin cualificación cobraba 3000 ó 4000 euros, a nosotros no nos han subido más que un 2,5% sobre el sueldo bajo que cobrábamos y por eso creemos que es razonable que a cambio de la supuesta "estabilidad" nuestro sueldo no se viera afectado por la crisis a la que nos han abocado los incompetentes, trepas y demás fauna de la clase política y financiera de este país. Si acaso , que se nos cogelara el sueldo , en muchos casos mileurista, sería visto como algo solidario, pero bajarnos el sueldo , que ennuestro caso va a llegar hasta un 10 % me parece un disparate de marca mundial.Por otra parte , los funcionarios públicos que creemos en una función pública de calidad , creíamos que la carrera profesional iba a establecer las diferencias económicas entre los que hacen "otras cosas" y los que no , sin embargo ,los sindicatos y la Administración pactaron "café para todos" y se perdió una magnífica oportunidad,una más, de establecer una sana competencia que hiciera que mereciera la pena el esfuerzo, aunque en profesiones como la nuestra , también nos movamos más por incentivos de tipo profesional.
Por supuesto que el recorte presupuestario le tocará a todo aquel que trabaje pàra la Administración pública, faltaría más,pero nosotros no somos responsables de que la Adminostración regional ó nacional no convoque oposiciones. Y ojalá que en todas partes hubiera plantillas estables para cubrir lass necesidades de cada servicio, pero ya sabes que no podemos disfrutar de permisos, congresos, formación continuada porque muchas veces ,los interinos disponibles en la bolsa de trabajo no van a determinados pueblos ó lugares distantes y penosos y eligen donde trabajar y donde no.

Dr. Bonis dijo...

La estabilidad laboral del funcionario no es un derecho natural. En realidad es consecuencia de que trabajas para la empresa con menor riesgo de quiebra en la economía.

Y su riesgo de quiebra es bajo porque pagar impuestos es obligatorio. Pero al igual que cuando una empresa privada quiebra sus trabajadores se van a la calle cuando el Estado quiebra los funcionarios dejan de recibir sus salarios.

Que un estado europeo quebrara era algo considerado casi imposible pero vivimos tiempos extraños donde los pisos bajan de precio y Grecia entra en suspensión de pagos.

Veremos si no le ocurre lo mismo a España y entonces desearemos volver a cuando al menos cobrábamos el 95% del salario...

Dunlord dijo...

El libre mercado laboral, en el sector privado, hace que, aunque sea por obligación, las empresas adapten los trabajadores a las circunstancias. Si hay trabajo que hacer, en general, hay dinero para pagar a los trabajadores que tienen que hacer-lo. Si las circunstancias del trabajo cambian, la plantilla se adapta (no hay más remedio, el dinero no crece de bajo de las piedras). Es poco estable, lo sé, pero es lo que hay.

Y la administración, por muy administración que sea, vive en un entorno tan mutable como el privado. Con lo cual se pueden producir tres situaciones:

- Que la administración incorpore tantos funcionarios como hagan falta para las épocas más exigentes, y luego cuando las circunstancias cambien tengamos que estar pagando a gente seria mejor no haber contratado

- Que la administración incorpore solo a un mínimo de gente (lo gusto para cuando la cosa esté peor) y que la mayor parte del tiempo los servicios públicos sean pésimos

- Que se busque un término medio y que las cosas nunca funcionen correctamente, por exceso o falta de gente.

La pregunta es: ¿Porqué el haber aprobado unas oposiciones os da derecho a que YO os tenga que pagar cuando las circunstancias cambian y no se pueden mantener tantos funcionarios?

P.D. No soy un frustrado que no ha conseguido aprobar las oposiciones, porque por decisión propia he decidido no tirar por ese camino.

Dunlord dijo...

Por cierto, perdón por algún error tipográfico en mi entrada, que no he visto hasta releer mi entrada.

El Cascahuevos dijo...

Hay comentarios que son pura basura ¡Qué mala es la envidia!