Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 4 de octubre de 2010

La Fábula del Tonto


- Cuando muchos jefecillos y politiquillos consideran a la A. primaria , como si fuera "el tonto del pueblo" , deberían leer esto:

Se cuenta que en un pueblecito de la Mancha , un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 céntimos y otra de menor tamaño, pero de 1 euro.

Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:

- Lo sé señor, no soy tan tonto..., vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.


Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.
La segunda : ¿Cuáles son los verdaderos tontos de la historia?

La tercera : Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos .

La cuarta , y más interesante: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.



MORALEJA

'El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente'...


De todas formas, ya está bién de considerarnos "los tontitos" del Sistema, por parte de algunos que parecen inteligentes pero que son unos caraduras sin par.

3 comentarios:

Antonio G. Ch. dijo...

Siempre he pensado que más que tontitos, la inicial "Alma-At-itis" con la que nació la AP, hizo conformar a mucha gente con edificios, recursos, mobiliarios,etc... CUTRES. Al fin y al cabo era copiar un modelo de paises en vía de desarrollo. Sé que por esta afirmación, muchos me pueden dar collejas.
Hoy cuando tenemos un edificio decente, un mobiliario digno... casi que nos echamos las manos a la cabeza, diciendo lo bien que estamos. ¿Pero cómo lo bien...? LO DIGNO. A ver qué sucursal bancaria, qué aseguradora, qué negocio, qué consulta privada... qué hospital, por supuesto, no tiene una imagen y una identidad que le da dignidad en su trabajo y autoestima !!!.
En parte, pues, mea culpa.
Un abrazo.

Antonio R. dijo...

Es indiscutible que la A. Primaria se ha estado haciendo un poco el Harakiri, y echándonos tierra encima con actitudes conformistas y "pasotas". Pero no es menos cierto que nos están ninguneando constantemente, haciéndonos bailar casi siempre con la más fea, y recargándonos de burocracia y de trabajo inútil que nadie quería hacer. Además de obligarnos a sacar adelante los problemas con menos "herramientas" y coste que otros que tan sólo resuelven el 10 % de los problemas que se plantean diariamente. Y eso ha dejado muchos profesionales extraordinarios en el camino, hartos de que se los tratara como el tonto del pueblo sin serlo.UN abrazo, amigo. Y resiliencia a espuertas.

Amparo dijo...

tontitos no creo que nos consideren, más bien basureros que recoger lo que otros no quieren. Y desgraciadamente no tiene visos de solucionarse. Yo puedo tener un gran concepto de mí y de mis capacidades y aún más de mis limitaciones. Pero cuando el diario es chocarte contra un muro al final te acaba dando todo igual. Total vas a recibir la misma bofetá sin mano hagas bien o mal, pases o no. Ni le importamos una puñeta a los directivos ni a los dioses que trabajan en el hospital. Pues que llegue pronto el viernes.