Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 23 de octubre de 2010

MInistra de Sanidad por .....el morro




-Debe ser así , porque yo al menos, no le conozco ningún mérito para ser nombrada Ministra de Sanidad. Esto demuestra que , para nuestro Presidente, cualquiera, sin conocimiento alguno de la sanidad , vale para estar al frente de algo tan importante como nuestro sistema sanitario. Las pocas esperanzas que tenía de que esto pudiera cambiar se han desvanecido por completo.

El presidente le ha echado morro al tema y a mí , al menos, me ha hecho torcer el morro porque además nuestra flamante Ministra.......utiliza la famosa Power Balance, como demuestro con la foto de más abajo. Y ¿no dicen los defensores de la famosa pulserita, que es para quien no tiene equilibrio ( ó sea es un desequilibrado/a,) y para quien no tiene fuerza ni energía? . Pues entonces ya me contarán Vds , lo que nos espera , si el equilibrio y la energía se los tiene que dar la Power Balance.





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Imaginemos por un momento el grado de preocupación que nuestro presidente tiene respecto a la asistencia sanitaria en España dado la persona sobre la que ha recaido este nombramiento.
¿Pensáis que este hombre ha empleado un solo minuto en intentar ver cómo el Ministerio podía hacer cosas para mejorar la sanidad?
Pero ¿Conocerá siquiera estos problemas? ¿Le importarán?

Solo estamos hablando de los problemas de salud de los españoles y de aquellos encargados de manejarlos.
Tranquilos, la Sra. Pajín dirijirá con sabio criterio todos estos asuntos. Tan solo nos queda la esperanza de que acierte sin tener que esperar a ningún acontecimiento planetario.
!Dios, qué paisanaje!

Antonio G. Ch. dijo...

¿Qué puede hacer, aunque tenga voluntad, experiencia, inteligencia, laboriosidad... un/a ministro/a de Sanidad en un país como España con 17 sistemas-sanitarios-de-los-mejores-del-mundo (este lema hay que patentarlo Antonio), inconexos, con lenguajes, informáticos y hablados, programas asistenciales, sueldos, convocatorias laborales, promociones, carreras profesionales... etc, etc, etc, etc... DISTINTOS?

Un/a buen/a Director/a General, funcionario de carrera, que presida como convidado de piedra el Consejo Interterritorial, bastaría.

¿O han puesto a esta persona para promoción política personal o para impulsar determinadas líneas de partido relacionadas con la sanidad-progresismo-ideología-género...?

Yo antes de juzgar (porque opinión ya tengo), aunque sea para mis adentros, le daré los 100 días clásicos de confianza.
En enero veremos.

Un abrazo fuerte Antonio.

José Manuel Brea dijo...

Lo peor es que la Sanidad, en este ¿país?, nunca se reconozca como entidad relevante por sí misma. Creo que nunca ha habido Ministerio de Sanidad a secas, sino que siempre ha ido aparejado con Consumo, Política Social… y ahora también Igualdad (en todo caso ésta parcela ¿no debiera ir con Justicia?). Si al menos se le uniera Medio Ambiente, por eso de la correlación con la Salud Pública… En fin, ¡patético!

Emilienko dijo...

Leído en otro blog:

"al menos que se quite la pulserita".

ISABEL ARIZA dijo...

De acuerdo con Antonio Gallardo en que habrá que dejarle un tiempo , como voto de confianza...Pero me parece una irresponsabilidad suprema poner en cargos de semejante relevancia a personas sin formación ni valía reconocida en el campo correspondiente. Sigo pensando que los cargos de gestión de los gobiernos deberían elegirse por CONCURSO-OPOSICIÓN y que los consabidos criterios de calidad y la EVALUACIÓN POR OBJETIVOS presidan el funcionamiento de los Ministerios, Direcciones generales...Para que el que esté gestionando tenga claro que si no consigue objetivos , se irá a la calle y será sustituido por otro mejor. Mucho me temo que en los tiempos que corren ésto suene a utopía .

Antonio R. dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Quiero decir que yo noi la he juzgado antes que actúe. LO de los 100 dias es un convencionalismo más, y habrá algunos que necesiten más y otros menos para saber cómo respiran. LO que he tratado de transmitir es que cualquiera que sea amiguete del presidente ó del consejero de turno puede ser delegado ó ministro del ámbito que sea. Y que esto, en Sanidad , Educación y Justicia me parece muy grave.

Comisión Ejecutiva dijo...

Mejor que 100 le daremos 50, no merecen mas.... y eso siendo buenos...