Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

jueves, 13 de enero de 2011

Agresión a la Salud . ¿Está la Sociedad Anestesiada?

- La medida anunciada  por nuestros gobernantes de retirar los 426 euros a los parados de larga duración, es una verdadera catástrofe social , que vendrá a agudizar aún más,si cabe, la situación desesperada de  muchas personas que no cuentan con otra cosa  para subsistir. La Salud , está mayoritariamente condicionada por factores sociales y económicos y esta medida sólo contribuye a empeorar la salud de una población , que tiene ya un menor nivel de salud. Sirva este post de protesta serena por mi parte y de llamada de atención a los poderes públicos para que los recortes miren a otro sitio. Por ejemplo a la cantidad de puestos burocráticos de las administraciones que no sirven más que para paniaguados  y  aduladores adyacentes a todos los partidos políticos, ó a la cantidad de liberados sindicales que cobran una pasta por no hacer nada desde hace años , ó los asesores de los altos cargos que cobran un dineral por asesorar barbaridades como la que critico en esta entrada ó los que dilapidan en el sistema sanitario, ..... ó los economistas neoliberales que han fracasado en sus predicciones cuando la burbuja inmobiliaria era una verguenza y ahora se siguen lucrando con el dinero público invertido en rescatar a ese mismo sistema financiero corrupto y derrochador. Espero que este grito desgarrador de éste hombre resuene en sus conciencias largo tiempo:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder después de oir testimonios como este se da uno cuenta de lo cruel que está siendo la crisis con muchas personas y de la suerte que tenemos los que recibimos un salario digno.
Sin embargo, como también dices, es lamentable lo anestesiados que podemos estar ante el dolor. Qué poco valor tenemos si diez minutos después de oir esto no seguimos con rabia preguntándonos qué podemos hacer para solucionar en algo estas tragedias.
Solo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente.¿ Os suena ? ¿Lo practicamos? Intentemos todos hacer algo, no busquemos excusas. Solo esto nos puede hacer dignos.

Antonio R. dijo...

Gracias, Anónimo, por tu comentario , que suscribo plenamente.

Rafa Cofiño dijo...

Muy bien apuntado compañeros.