Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

miércoles, 8 de febrero de 2012

E cuando arrivo a casa............

- Hoy he vuelto a casa a las 17:30 horas , sin comer,  tras una jornada laboral  de 9 horas , porque además de los 84 pacientes citados por vía "ordinaria" , he tenido 6 pacientes sin cita ( todos por banalidades que podrían haber esperado ó  haberse autocuidado) y una  emergencia por la que he debido estar fuera de la consulta casi dos horas. Si no llega a ser porque mi residente ha estado ahí , echándome una mano, en vez de llegar a las cinco y media de la tarde , habría tenido que hacer noche en el Centro de Salud.
 Así que hoy , lo único que me apetece es escuchar música y leer un poco mi postergado  libro que comencé hace dos meses....... y  sonreir un poquito, porque  hay que ir entrenando el sentido del humor para estas situaciones que ,me temo, se van a repetir y ampliar con lo que , parece se nos viene encima. Así que ahora toca  relajarse con "el sillón ball":

 

3 comentarios:

I. Ariza dijo...

Me encantaría haber encontrado aquí un comentario de nuestros jefes agradeciendo(ya que no pagando) que hayas empleado hoy, como muchos otros días, tu tiempo y el de tu familia en favor de una extraordinaria atención a tus pacientes...
Aprovecho para decirte que admiro muchísimo la dedicación ,el tesón y el compromiso en este trabajo, a veces, tan duro . Gracias .
Un abrazo

amparo dijo...

Hols Antonio. Llegado este punto, y viendo lo que se viene encima, lo siento mucho pero mi tiempo es oro. No pienso a ests alturas de la película seguir tu ejemplo, que es magnífico. Yo a las 3 de la tarde arranco el coche y me largo y lo que se quede pendiente que se las averigue como pueda. No pienso darle al SESCAM ni una milésima parte de un segundo. Se las avíen como puedan y si esto peta, allá ellos que son los que se lo han cargado. Un saludo

Antonio R. dijo...

Querida Isabel: Gracias por tus palabras de afecto. Tú también te implicas de lo lindo con tus pacientes al igual que otros muchos compañeros que trabajamos día a día para ayudar a nuestros pacientes en un contexto tan difícil como el que estamos viviendo. Nunca fué facil, hubo tiempos en los que estábamos de guardia permanente sin cobrar ni un duro, esclavizados junto a nuestras familias para dar lo mejor de nosotros en una labor que nos gusta sobremanera. No debemos perder la esencia de nuestra profesión, no esperemos mucho de nuestros jefes porque están en otros mundos, pero nos une el objetivo de ayudar a los que confían en nosotros su salud y sus preocupaciones, eso no tiene precio y está por encima de cualquier crisis.
Amparito , te entiendo perfectamente, pero no te dejes llevar por la ira y el burn-out, no olvides tus ilusiones y el esfuerzo que te ha costado llegar hasta aquí, y haz las cosas lo mejor que puedas, salgas a las tres ó a las cuatro menos veinte. Esperemos que ésto no pete, porque ha costado SIGLOS llegar a tenerlo y sería una catástrofe que se perdiera por los errores de unos y otros. Creo que debemos trabajar todos para mantener lo mejor del sistema intentando soltar lo que le lastra, lo innecesario y poco últil. Un beso para cada una