Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

jueves, 4 de octubre de 2012

Los Tutores MIR Comienzan a Tirar la Toalla

- Leído en Diario Médico:
Algunos han presentado su dimisión formal

Los tutores MIR empiezan a tirar la toalla

Los recortes presupuestarios, la burocratización de la docencia, la falta de reconocimiento por parte de la Administración y de los propios compañeros son sólo algunas de las causas que han llevado a algunos tutores que ejercen en el SNS a presentar su dimisión formal ante la gerencia de su de centro salud u hospital. De momento se trata de dimisiones aisladas, pero en constante goteo, y los expertos vaticinan que aumentarán en los próximos meses. Los MIR, que son los grandes perjudicados, entienden al tutor en esta cruzada.



Las consecuencias que la crisis está teniendo en la formación sanitaria se han agravado en los últimos meses: tutores que denuncian que les piden dedicarse más a la asistencia, dimisiones de docentes en varias autonomías (ver DM del 13-III-2012) y la suspensión de la décima edición del encuentro anual de tutores en Mahón son sólo algunos de los efectos que los recortes están teniendo en la docencia del MIR. Por si fuera poco, la mayoría de las regiones     -salvo Castilla y León, La Rioja y País Vasco, que es la primera que ha propuesto retribuir al tutor (ver DM del 12-III-2012)- todavía no han aprobado sus decretos de formación MIR, a pesar de que hace tres años expiró el plazo que marcaba el Decreto 103/2008.
Un goteo constante
La Asociación de Redes Docentes y Asesoras (Areda) ya ha dado la voz de alarma y alerta de que el compromiso de los tutores va decayendo progresivamente: "Hay un goteo constante de tutores que dimiten y el 99 por ciento de ellos lo hace por falta de reconocimiento y por la ausencia de compromisos firmes de la Administración. El goteo podría aumentar y llegar a ser preocupante. A pesar de ello, no tenemos noticias por parte de Sanidad de que quiera comprometerse a mejorar la situación", se lamenta Federico Segura, presidente de la asociación que agrupa a gran parte de los tutores y jefes de estudio del SNS.
  • Según Federico Segura, presidente de Areda, el 99 por ciento de los tutores dimiten por falta de reconocimiento y de compromisos administrativos
La inquietud del colectivo docente es evidente, pero no todos los tutores dimisionarios quieren hablar, por temor a las represalias. Diario Médico ha podido contactar con algunos de ellos, que cuentan sin pelos en la lengua las razones que les han empujado a dejar de lado parte de sus principios: influir en la buena formación de un facultativo.
Fernando Salgado ha sido tutor de residentes de Medicina Interna en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya en Málaga  durante los últimos 8 años. Dimitió oficialmente en junio, aunque no ha dejado de formar y aconsejar a los MIR de su departamento. "En Andalucía la labor del tutor se ha burocratizado en demasía; nos dan instrucciones formales en detrimento de la calidad formativa del MIR y encima lo hace gente que desconoce la función del tutor, que está muy alejada de la realidad docente y que no tiene en cuenta el tiempo real con el que contamos. Decidí dimitir como forma de protesta contra esta situación y porque tenía la sensación de que estaba colaborando con una estructura ineficiente que no aporta valor añadido a la formación del MIR".
El 50 por ciento de los tutores del Hospital Carlos Haya ya han dimitido      -unos 36- y Salgado cree que habrá más, "porque es un problema global, a pesar de las presiones que están recibiendo algunos compañeros que todavía no tienen plaza fija o que están en comisión de servicio".
  • Algunos tutores siguen al pie del cañón docente, a pesar de haber dimitido. Forman al MIR al margen de las imposiciones de la Administración
Como Salgado, José Manuel Navarrete, de 53 años y médico de Familia en Valencia, también ha colgado formalmente la bata como tutor. Dimitió en julio, "por la sobrecarga de trabajo que tenía que afrontar todos los días, por la ausencia de sustituciones para poder acudir a cursos de formación y por la imposibilidad de utilizar el mes de formación específica cuando tienes un R4, entre otras muchas razones". Este facultativo confía en que algún día la Administración y sus propios compañeros valoren la figura del tutor: "Habrá más dimisiones y la formación del MIR se va a resentir", explica.
DM también ha hablado con otro tutor que ha renunciado oficialmente a la docencia, pero que sigue al pie del cañón formativo en Andalucía. Prefiere que no se publique su nombre por temor "al revanchismo de la Administración", explica. "No he dejado de dar docencia, incluso de resolver problemas personales a mis residentes, y ahora me siento más unido a ellos porque entienden mi decisión. Volveré a ser tutor cuando desaparezcan todos los organismos paralelos que no hacen más que justificar inútiles puestos de trabajo".
El caso de María José Fernández es similar. Era jefe de estudios de la Unidad Docente de Familia en Orense y se vio abocada a dimitir porque le pidieron que sólo dedicase un día a la semana a coordinar a los tutores. "Me pareció insuficiente para mantener la calidad formativa".
Apoyo del MIR
Muchos residentes entienden al tutor que deja la docencia, a pesar de que pueda suponer una merma formativa para ellos. Para Fernando Rivas, vocal de MIR de la OMC, las dimisiones de tutores son importantes desde el mismo momento en que se producen las primeras en grupo a principios de julio, por pocas o poco generalizadas que aún sean. "Hay que recordar que la tutorización de residentes está mínimamente reconocida y en ningún caso remunerada, por lo que quienes la llevan a cabo lo hacen desde la convicción de que la enseñanza es algo importante.
Si algunos dimiten es el signo inequívoco de que la hartura de la situación en que vivimos les lleva a abandonar parte de sus convicciones, aquéllas que les llevaron un día a aceptar ser tutores sabiendo que lo hacían principalmente por ayudar al sistema de formación y a sus jóvenes compañeros médicos.
Si la mayoría no dimite será porque entienden que la mejor manera de ayudar a resolver la situación no es cesando en sus responsabilidades para con los residentes, sino precisamente porque desde esta responsabilidad tienen una posición de alcance". Según Salgado, "los MIR aceptan la situación porque ven que no va dirigida contra ellos".






En el  Area de Ciudad Real la situación no es muy diferente, máxime si  además el nuevo Gerente del Area Ünica está discriminando ,  caprichosamente, sin otra justificación que la división artificiosa que han hecho de centros rurales y urbanos  , a Centros Docentes con más de 15 años de experiencia docente, como son el Centro de Salud de Piedrabuena y el Centro de Salud de Porzuna. A nosotros, nos ha disminuido el número de horas de guardia porque se le ha dado la gana (otros centros comienzan a las 15 h y nosotros a las 17,30, para sisarnos otros 200 euros más al mes ), y las horas docentes que la Consejería en Toledo nos reconocía , se las ha pasado por el forro. Así pués , no nos va a quedar otra salida para mantener un poco de dignidad, que la de abandonar la docencia en esta Gerencia  a la que le importan muy  poco  la Docencia y los Tutores. Espero que algún día ,no muy lejano, cesen a estos elementos nocivos para el Sistema y podamos volver a lo que nos gusta, con un poco de reconocimiento por parte de los , se supone, responsables de la buena formación de los futuros médicos. Ó que rectiquen , y así nos ahorramos disgustos, aunque conociéndo el percal .............

3 comentarios:

Amparo dijo...

Hola Antonio.Suma y sigue. Y lo malo es que como ya he dicho en otra ocasión, no tiene remedio. Creo sinceramente que la administración se merece una dimision en bloque. ¿Qué pasaría si se desayuna una mañana sin ni un sólo tutor de residentes? Pensadlo los que lo sois. Un bofetón sin mano. No se van a dar por enterados de otra manera. Pero como aquí no passssa nada, a aguantar toca

Raúl Soriano dijo...

Te escribo desde Lanzarote. Aquí la situación es similar. Más de 10 años llevamos algunos de nosotros ejerciendo la docencia, sin ayuda de ningún tipo e ,incluso me atrevería a decir, siendo "mal vistos" por algunos de los diferentes superiores que hemos tenido (por cierto, ni uno con la especialidad hecha, resultando por tanto muy difícil que entiendan la importancia de la formación MIR). Nos han repetido hasta la saciedad que es algo voluntario (de buena voluntad diría yo)y que no nos pueden "compensar" de ninguna manera. Mentira pero bueno. Y ahora que hay que hacer más horas, que aquí consisten en hacer el turno de un compañero (contándote 5 horas para un cómputo anual de 112, aunque pasemos 12 en el C.S- manda narices-), pues ahora que había la posibilidad de considerar que algunas de esa horas que dicen "les debemos" nos las concedieran por docencia, miran para otro lado.
Que se lo preguntas una y otra vez y nada.
Que no es pedir todas, solo unas pocas.
Pues nada, "hola, ¿qué tal estas?, manzanas traigo?".
Y nos vamos cansando y bajándonos del barco.
Perdón por el rollo.

Antonio R. dijo...

Muchas gracias por tu comentario Raúl. En todas partes cuecen habas pero eso no les exime de responsabilidad en algo tan esencial en la calidad asistencial como la docencia.
Amparo lleva razón. Si fuéramos todos a una no se atreverían a quedar en evidencia , pero pertenecemos a un colectivo que no se moviliza en bloque porque muchos van a lo suyo y basta con dividirnos un poco para que la fuerza del colectivo se desintegre. En fin , una pena , pero es lo que hay. Aún así , nuestra obligación es seguir luchando, incluso dimitiendo como tutores, por la dignificación de la docencia incluso en tiempos de crisis. Un saludo