Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

martes, 9 de abril de 2013

Los Cafés Pendientes

- "Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres "pendientes".
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
- ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
- Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés - pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
- Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
- ¿Tienen algún "café pendiente"?





Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.




  • La costumbre napolitana de invitar a un café a un indigente en un bar está  llegando a España
  • Los creadores de la propuesta proponen introducir un distintivo en los locales que se sumen a la iniciativa
El distintivo que se ha propuesto para que se adhieran establecimientos a esta actitud ejemplar es:
 

"El café pendiente" - Tonino Guerra, contó la historia de uno de sus directores Federico Fellini y Vittorio De Sica.
Hay muchas maneras de ayudar y ser más solidario!

3 comentarios:

carmengarciagomez dijo...

actitudes solidarias,tambien tomar el cafe con el o ella.

Anónimo dijo...

Me parece una solemne tontería, una moda más de las de sin-sentido. La solidaridad se demuestra de otras formas. Si un indigente entra en un bar se le expulsa inmediatamente, y al camarero que le pagas de más, se guardará la "propina" casi seguro. Creo que soy realista.

Anónimo dijo...

Se supone que los bares que se adhieran tendrán conciencia sobre la iniciativa.
No todos los bares saben lo de los cafés, pero los que lo saben, es porque creen, asi que pocas propinas se pueden quedar, vamos creo yo :)