Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 4 de mayo de 2013

El Ratoncito Pérez

- Lo del ratoncito Pérez en nuestros tiempos, ya medianamente lejanos, era una manera de hacer agradable la melladura de los primeros dientes cuando éstos caían. Lo normal era que te dejaran entre  cinco y diez  pesetas  , que trasladado a estos tiempos serían como 4 a 8 céntimos ,  cosa que  parecería una miseria incluso en estos tiempos de crisis. Sin embargo éstos días he oído a algunas  madres que  tienen niños en esas edades verdaderas barbaridades y me he acordado de éste chistecillo que tenía en mi archivo. Hasta en estas pequeñeces se están maleducando a  algunos  peques: