Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 11 de abril de 2016

Cerca de tí, la enfermedad no existe

- Cuando eres médico de personas adquieres con el tiempo una experiencia valiosa si has estado atento. Si has sentido la responsabilidad de cuidar de tus pacientes y has sabido trasmitirles  los sentimientos que han provocado en tu interior  su sufrimiento , el viaje ha merecido la pena porque te vas con muchisimo más de lo que  tenías al principio.
   Esa "fortuna interior" que los médicos buenos van adquiriendo por ser buenos médicos, también son un tesoro que te ayuda a afrontar tu particular experiencia en el mundo del sufrimiento por una enfermedad incurable. Cuando vas teniendo conciencia de ver el deterioro físico en aquel ser que amas, cuando ves que no tienes control sobre la progresión inexorable de la maldita enfermedad y tienes que buscar dentro de tí para abrir la puerta de la aceptación a l vez que sigues  buscando deseperadamente cualquier mejoría que te  dé opciones  a  poder vivir dignamente un poco más. Entonces es cuando caes en la cuenta de la importancia de las caricias, de las miradas , de las sonrisas, de los abrazos, de los recuerdos .
   Y también , ¿porqué no ? de algunas canciones:

    " Hay cosas que te escribo en cartas para no decirlas. Hay cosas que escribo en canciones para repetirlas. Hay cosas que están en mi alma y quedaran contigo cuando me haya ido... en todas acabo diciendo cuanto te he querido... Hay cosas que escribo en la cama .Hay cosas que escribo en el aire Hay cosas que siento tan mías... que no son de nadie Hay cosas que escribo contigo Hay cosas que sin ti no valen Hay cosas y cosas...que acaban llegando tan tarde... Hay cosas que se lleva el tiempo sabe Dios a donde. Hay cosas que siguen ancladas cuando el tiempo corre. Hay cosas que están en mi alma y quedaran conmigo cuando me haya ido... en todas acabo sabiendo cuanto me has querido... Hay cosas que escribo en la cama Hay cosas que escribo en el aire Hay cosas que siento tan mías... que no son de nadie Hay cosas que escribo contigo Hay cosas que sin ti no valen hay cartas urgentes que llegan cuando ya no hay nadie.....

     

4 comentarios:

May dijo...

Antonio, un fuerte abrazo, de corazón, en estos días tan duros...estamos para lo que necesites, May.

Antonio R. dijo...

Gracias May.Lo son y mucho.Intentaremos mantenernos a flote. UN beso

Violeta (Pilar Lázaro) dijo...

Cuando las palabras sobran, la caricia reconforta el alma, el silencio, la cercanía y la ternura construyen, un beso en el corazón ayuda a encontrar ese rinconcito de paz que está allí desde siempre... y ahí permanecerá, a pesar de todo. Es necesario vivir esto también, por MUCHO que duela.
Mi aliento para vosotros.
Un abrazo muy, muy grande, Antonio.

Antonio R. dijo...

Muchas gracias querida Violeta. Sabes elegir las palabras adecuadas para los afectos y para los sentimientos. Eso es la sabiduría. La que tienes y sabes compartir, lo que te hace aún más sabia y humana. Es cierto, hay que vivir intensamente muchos de los momentos de la vida pero especialmente aquellos que te permitirán dar sentido a todo y sentir que a pesar del dolor el ser humano es capaz de encontrar paz donde parece que solo hay ruido y de encontrar sonrisas donde parece que no hay más que tristeza. Misterios del amor y de la empatía.MIl besos Violeta