Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 2 de febrero de 2008

Sobre la falta de médicos




Ayer disfruté de uno de los moscosos ó dias de ¿libre disposición?. Todavía me faltan otros tres por disfrutar del 2007, y estamos ya en febrero del 2008. Y entre otros pensamientos, me he releído el informe de la OMC sobre la falta de médicos y que ha servido de coartada a algunos politicos para decir que " no faltan médicos, el problema es que están mal distribuidos"... ¡Toma del frasco carrasco! . ¿Yqué le vamos a hacer?.. de eso ya no dicen nada, ya han discurrido tanto que están exhaustos y necesitan otros cuatro años de descanso hasta las próximas elecciones.


Pues este informe contradice completamente lo que dice la OMS en su informe : http://www.who.int/whr/en/index.html. Juzguen vds mismos si llevan razon la OMC y los políticos que padecemos ó la propia OMS , si bién es cierto, este informe hace referencia a que hacen falta cuatro millones de sanitarios para atender tanto las necesidades de los paises pobres como desarrollados y su ámbito es más general.


Si estamos mal distribuidos a lo peor recibo una orden del Sr. Ministro ó del Sr. Consejero de Sanidad de que me traslade a Cataluña ó a Canarias ó a Galicia para cubrir una excedencia ó una baja maternal ó una intervención de apendicitis .. Como ya sabeis las estadísticas dicen que si entre dos nos hemos comido un pollo,no hemos comido medio cada uno, aunque me lo haya comido yo solo .


Y mientras tanto , siguen exigiendo un 8,3 de media para entrar en Medicina, por lo que esto no parece que tenga solución en por lo menos diez años.


Pero es que esto ya se había percibido entre los profesionales , hace bastante tiempo , sin que ningún responsable , incluyendo las sociedades científicas que dicen representarnos hayan alzado su voz de forma conjunta (no se ponen de acuerdo ni en el color de la m. como decían en Brave Heart). Para ilustrarlo os transcribo una parte de un Escepticemia publicado en JANO de Abril de 2006 :

"En general, los hijos de médicos ya no aspiran a la profesión de sus padres, y éstos tampoco se la aconsejan a sus hijos. Hay una paulatina deserción de las profesiones sanitarias que tiene que ver con el creciente descontento profesional, la falta de reconocimiento social y de realización personal, la insuficiente remuneración, el cansancio emocional, los problemas de formación, la entrada de médicos menos preparados de otros países, la medicalización creciente de la vida cotidiana, las presiones de los enfermos, la globalización de la salud y su creciente consideración como un producto de consumo más y otros muchos y diversos factores que han hecho cotizar a la baja la figura del profesional de la salud. En sólo unas décadas la medicina ha perdido su tradicional prestigio, y se encamina hacia una situación deficitaria de profesionales. Con el envejecimiento de la población, la inmigración y la creciente demanda de prestaciones, y mientras todavía se siguen haciendo contratos por unas horas para cubrir una guardia, ya se empieza notar una cierta carestía de médicos, sobre todo de los bien formados, y una inquietud por el futuro de las profesión."


Esto mismo podría escribirse hoy ,y lo que es peor , si nadie lo remedia , el año que viene, y seguiría teniendo vigencia.

Y termino , como el artículo citado , como dice Armand Grau : "Una sociedad inteligente cuida a sus cuidadores". Incluidas las sociedades científicas.
Tomen nota los políticos, sindicatos, gerentes y demás responsables de la anunciada y no remediada, situación actual. .............Menos mal que aún me quedan tres moscosos del año pasado y si mi compañero me dobla mi consulta y ve 106 pacientes en un día , como yo he hecho antes por él, podré disfrutarlos antes del próximo verano.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este tema es muy interesante. Me voy a permitir el lujo de opinar. Como miembro de la OMC, conozco el informe que se ha hecho.
Lo cierto es que el número de médicos colegiados en España es de los más altos de la OCDE; países como Francia y Alemania tienen menos médicos que nosostros. El problema es que en España hay una serie de factores que hacen que este número de médicos sean insuficiente. En Castilla La Mancha el número de médicos es el menor de todas las comunidades, aunque en la medicina pública los contratados son similares al resto de España, el sector privado es muy escaso.
Dicho esto,lo cierto es que faltan médicos cuando se buscan pues nuestro modelo exige que haya más médicos.
Históricamente ha habido una bolsa de médicos en paro, los sueldos eran baratos y los contratos eran basura (eso hace escasamente 6 años era así). Los gerentes estaban acostumbrados a gestionar tirando de esa bolsa de médicos. Los médicos con trabajo más o menos seguro ejercían sus derechos (permisos y vacaciones) a costa de esa bolsa: para que nosotros tuvieramos esos derechos tenía que existir un médico que estuviera parado, o contratado y dado en alta en la seguridad social sólo la mitad del año.
Lo que la OMC quiere evitar es que se vuelva a esa época de médicos en paro y precario, sólo eso.
Los gerentes y el sistema sometieron al médico a una forma de trabajar burocratizada, donde la mayoría del tiempo se emplea en papeleos y no en ver a pacientes.
Incrementando el número de médicos no garantizamos que una vez que salgan quieran venir a Castilla La Mancha o a hospitales comarcales del interior. La solución es compleja y pasa por incrementar el número de médicos de las facultades, pero calculando adecuadamente, y además pasa por saber en qué especialidades hacen realmente falta médicos para que el MIR de respuesta adecuada, porque yo siempre he recordado que faltaban anestesistas incluso cuando sobrábamos médicos, sobre todo en hospitales comarcales; hay que planificar bien, y eso corresponde a la administración central y autonómica, son responsables los políticos de cualquier partido que ha gobernado.
Con la situacióna actual tiene que haber incentivos para que donde sobren médicos (creo que hay sitios donde las plantillas están sobredimensionadas) se puedan ir a donde faltan; y eso sólo se consigue incentivando adecuadamente (dinero y tiempo libre para los sitios menos atractivos), flexibilizando las contrataciones, disminuyendo el tiempo de burocracia, reestructurando los servicios que se ofrecen a la población, etc. Pero incrementar el número de alumnos en la facultades no es la única solución, ni es solución por sí misma para las poblaciones poco atractivas. Eso podría llevarnos en una década a la situación de plétora que ya sufrimos y donde la dignidad del médico bajó mucho. Nuestro trabajo tiene un valor que tenemos que reivindicar; a los políticos les puede interesar que seamos mucho para poder hacer con nosotros lo que quieran. Ahora estamos en una situación de fuerza que debemos aprovechar.
Saludos.
Ramón Garrido Palomo
Presidente del COM CR.

Antonio R. dijo...

Gracias por opinar sobre este tema.
Yo tampoco creo que sea la única solución el que haya más licenciados cada año, entre otras cosas porque yo también he vivido la época en la que existía la famosa bolsa de 35000 médicos en paro y que se utilizó para los famosos contratos basura, refuerzos en condiciones inicuas y especialistas frustrados una y otra vez porque sólo habían 1500 plazas para el MIR. De ninguna manera deseo ni creo que ningún profesional, que vuelvan esos tiempos, pero si no aumentan el número de médicos que se forman actualmente, que es claramente insuficiente para establecer plantillas adecuadas en los diferentes ámbitos de trabajo, difícilmente se podrán hacer realidad: el cambio del sistema retributivo(se podría pensar en aumentar el pago por tarjeta, que actualmente está en unos pocos centimos, y pagar una cantidad digna que permitiese disminuir los cupos hasta un ratio razonable que no debería exceder de 1200 tarjetas, para así disminuir la presión asistencial y dedicar los famosos diez minutos por paciente), librar al día siguiente de la guardia y terminar con la esclavitud de hacer 31 horas seguidas de trabajo.
Por otra parte, estoy completamente de acuerdo en que si no se incentiva el trabajar en un hospital comarcal, ó en el medio rural, que ya de por sí tienen una penosidad añadida que no se contempla en los baremos,con una remiuneración que reconozca esa penosidad y dificultad en permisos, formación , asistencia a congresos y cursos... probablemente el próximo proceso inmigratorio será ,de nuevo, del medio rural al urbano en cuanto haya oportunidad, con el consiguiente impacto en la calidad de la asitencia en estos medios.
Resumiendo: más médicos en las especialidades que hacen falta (si la A. Primaria es el eje del sistema no se comprende cómo hay más especialistas hospitalarios, relativamente, que médicos del primer nivel) y más inversiones en los niveles menos atractivos por sus condiciones de ejercicio.Tenemos una oportunidad histórica que debemos aprovechar. Se lo debemos a las generaciones venideras y a nosotros mismos, que siempre hemos luchado por una medicina de calidad (que incluye la calidez)

Ramón dijo...

De acuerdo.