Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

jueves, 13 de marzo de 2008

Una merienda de negros (con perdón de los negros , que no tienen ninguna culpa)


Hace menos de un mes, soplaban vientos de huelga en la A. Primaria de C-La Mancha. Por fin parecía haber acuerdo general , prácticamente unanimidad , en que muchas cosas olían a podrido en esta organización que se nos ha impuesto, desde que se alumbró la gran esperanza en Alma Ata en 1978 y que el tiempo ha revelado como el gran fiasco que atrapó , a miles de profesionales (yo entre ellos) , en la creencia y la ilusión de que la asistencia primaria , la prevencion y las políticas de salud se iban a imponer al viejo modelo asistencial y asimétrico que ya había, parecía, agotado su ciclo. Decía que soplaban , afortunadamente, vientos de reivindicaciones laborales que pudieran suponer una serie de reformas estructurales en este desmadre nuestro de cada día. La situación , desde el punto de vista de la negociación , no podía ser más favorable, ya que somos un bién escaso y los sindicatos convocantes de la huelga tuvieron un respaldo UNANIME, sí , habeis leído bién, unánime, en la asamblea que convocaron para valorar las decisiones a tomar , si la administración, el SESCAM, hacía caso omiso de ellas.

Pués bién , una vez más, los llamados sindicatos representativos del sector, con CSIF a la cabeza, seguidos por SATSE, UGT..... se bajaron los pantalones con la administración , que probablemente estaba dispuesta a dar más concesiones si hubiera visto firmeza en los negociadores, y se firmó la pax romana con el acuerdo de la libranza al día siguiente de la guardia y el pago de 24 euros la hora en las guardias. La huelga quedaba desconvocada. y se nos quiso vender el acuerdo como algo histórico y que quedaría en los anales para contar a nuestros nietos, gracias a nuestros maravillosos representantes sindicales, que se habían batido el cobre con los representantes del SESCAM. Dicho así parece que me he vuelto loco y no sé apreciar las mejoras conseguidas, pero la realidad se ha encargado de desmentir estos "logros maravillosos".

De momento, en muchos centros, la mayoría, no existe personal para hacer los salientes de guardia, porque la administración, una vez más, se ha encargado de ofertar unos "contratos basura" a los médicos y ATS que había para realizarlos., con lo que , por supuesto, y me alegro de que no se trabaje en condiciones indignas, no se han plegado muchos, para hacerlos. En mi centro, a 20 minutos de la capital , en un centro nuevo y ofertando 5 dias por semana de trabajo, no se ha cubierto dicha plaza, así que si queremos librar tenemos que hacérnoslo entre nosotros , doblando cupos , por unos 100 euros el día de media. en fín un "logro histórico". Una vez más hemos quedado como un colectivo al que se tapa la boca "con pelas".


Antes de la firma de los citados acuerdos ,remití una carta al sindicato convocante, indicándole lo importante que era intentar conseguir un aumento del precio por tarjeta sanitaria, que debe estar rondando los 50 centimos, hasta 1,5 ó 2 euros ,para así plantear una reduccion de cupos hasta lo que se ha consensuado como razonable para tener una presión asistencial idónea,unas 1500 en medio urbano y unas 1200 en el rural, que permitiese mejorar la calidad de lo que hacemos cada día y diera una oportunidad a los que creemos en una Atención Primaria de calidad para trabajar en condiciones dignas, con agendas razonables,ya que ello conllevaría , lo que a mi entender es una de las grandes reformas pendientes, y que no es otra cosa que el aumento real de plantillas en todos los equipos de A.P.. Todo lo demás, es humo que oculta la gran mentira en que se ha convertido la A. Primaria en el día a día: en teoría aplicamos protocolos de diabetes, HTA, lípidos , obesidad, programa de la mujer, control de embarazo, del niño sano, abordaje de problemas de salud, cirugía menor......pero todos sabemos que no tenemos tiempo de hacerlo , con agendas muchos días con un paciente cada 3 minutos ó cada cinco , si tienes suerte. Así , sabemos que es imposible. Y los que han firmado los acuerdos también. Y se quiere mirar para otro lado ¿verdad?. Pues "que si quieres arroz catalina" , se firmó el gran pacto citado y de ésto de la agendas dignas "ya se hablará más adelante".

¿A qué podemos aspirar en este ambiente que penaliza a los profesionales, que sienten la Primaria como una gran especialidad, maltratada por aquellos que deberían potenciarla y desarrollarla, y que se han visto sistemáticamente defraudados con todas las decisiones organizativas y el berenjenal al que han conducido a la primaria todos aquellos que se llenan la boca cuando dicen que somos "el eje del sistema" y que luego medran en los sillones de las gerencias (algunos llevan veinte años en ellos) y en las liberaciones sindicales que son una verguenza porque algunas también son vitalicias y además cobran incluso las guardias que no hacen y hasta los incentivos de los equipos a los que pertenecen? . ¿Cómo van a plantearle un pulso a la administración , si viven de la mamandurria del Estado?.
¡Ah! y me acabo de enterar que la ex ministra de sanidad Dª Elena Salgado subvencionó a SEMFYC durante su mandato en 2007 con 476.000 euros (unos 80 millones de las antiguas pesetas). Alguién tendrá que dar explicaciones ¿no , Dr. Aguilera? , para dar luz y taquígrafos a la mayor Sociedad de profesionales de A. Primaria de nuestro país. La mujer del césar no sólo tiene que ser honrada sino también parecerlo.

De posibles soluciones hablaremos otro día. De momento, hay que resistir en las trincheras, amigos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. En lo de los sindicatos, las gerencias y la Semfyc. En Baleares hemos llegado a la huelga y vamos a conseguir lo mismo que vosotros o menos.