Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 3 de abril de 2009

El Agua, nuevo milagro antigrasa, ¿o no tan nuevo?


En un reciente artículo publicado en el mundo , parece que instalar surtidores de agua , como los que existían siempre en los colegios de nuestra época hasta el advenimiento de los kioscos con bocadillos , donuts y bebidas azucaradas, parece digo, que puede ayudar a prevenir la obesidad.

Yo desde luego , ctreo que sería una medida eficiente y probablemente eficaz. Además, en estos tiempos de crisis, ayudaría a transmitir al niño no sólo un hábito más saludable que el de beber Coca -Cola en el recreo, sino también el de ahorrar un poco en estas pequeñas cosas para invertirlas en otras de mayor rendimiento como puede ser un buén libro de cuentos , un cómic ó ir al teatro.....

El artículo en cuetión dice lo siguiente:

" Preocupados por el incremento de las cifras de obesidad infantil, este equipo de investigadores -dirigidos por Matilde Kersting, del Centro de Investigación en Nutrición Infantil de Dortmund (Alemania)- puso en marcha un experimento con el objetivo de comprobar si el hecho de promover el consumo de agua entre los más jóvenes repercutía de algún modo en su peso.
Tras seleccionar 32 centros de primaria situados en zonas deprimidas económicamente, los autores de este trabajo instalaron fuentes de agua en 17 de ellos.

Los alumnos de estos colegios recibieron información en varias clases sobre la importancia de beber agua y una botella destinada específicamente a su consumo, que debían rellenar diariamente junto a sus tutores.

Durante el curso, se reforzó en varias ocasiones la atención de los chicos hacia la ingesta de agua. El resto de participantes, en cambio, no obtuvo ningún tipo de indicación.
Los beneficios del agua
Los investigadores tuvieron en cuenta, entre otros valores, la cantidad de líquidos que cada niño tomaba antes y después de la intervención, su peso y la cantidad de agua consumida gracias a la fuente del colegio.
Tras analizar los datos de los 2.950 niños que finalmente participaron en el trabajo, los investigadores comprobaron que el riesgo de sobrepeso se había reducido en un 31% entre aquellos alumnos que habían tenido acceso a los surtidores. En estos estudiantes también se había producido un incremento significativo del consumo diario de agua.
Por el contrario, la instalación de fuentes no tuvo ningún efecto sobre aquellos que ya contaban con unos cuantos kilos de más, lo que, según los investigadores, indica que "quienes más pueden beneficiarse de este tipo de intervenciones son aquellos que están cerca del límite del exceso de peso".
En sus conclusiones, publicadas en la revista 'Pediatrics', estos autores destacan que con una medida tan sencilla puedan lograrse resultados eficaces. Además, también remarcan el éxito de la iniciativa en una población de pocos recursos, donde las tasas de obesidad son más altas, según las estadísticas.
"Este dato fomenta su introducción a escala general", comentan estos investigadores, quienes reclaman más estudios a largo plazo sobre el tema.

Ya decía Séneca que "El lenguaje de la verdad , es sencillo" y Confucio advirtió que "En todos los ritos , la sencillez es mejor que la extravagancia". Y no citaron nada , que se sepa , sobre "la chispa de la vida".

2 comentarios:

Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Además de poner agua, no estaría de más retirar de retirar de los institutos y de ¡los hospitales! esas máquinas dispensadoras de chuches (bollicaos y similares) que no son precisamente una ayuda para combatir la obesidad. Sobre todo la que se empieza a desarrollar en la infancia y adolescencia.

Un saludo.

Antonio R. dijo...

Apoyo la moción