Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

domingo, 28 de junio de 2009

"Cuando estemos viejos". Hay que restituir el respeto a los ancianos


Los ancianos representan la memoria,son historia viva, y la historia, como dice el tópico, es "magistra vitae", enseña mucho sobre la vida. Los ancianos son maestros de los que hemos de aprender muchas cosas.
Los ancianos están particularmente capacitados para mostrar a los jóvenes el valor del esfuerzo sostenido. En un contexto como el nuestro, en el que se sobrevalora el triunfo, el éxito, tan inmediato como episódico y pasajero las más de las veces, es especialmente urgente el
mensaje que subraya la importancia de la tenacidad, de la constancia, del orden en el trabajo.
Sólo quienes no se dejan ofuscar por el engaño del «pelotazo» y, a base de tiempo y esfuerzo, han llegado a disponer de un grado suficiente de autodominio, son capaces de encarar proyectos a largo plazo, de envergadura humana.

Quien ha vivido muchos años está en mejores condiciones de decir una palabra más seria y profunda sobre la verdadera felicidad y plenitud humanas.
Si quereis ampliar estas ideas podeis leer este artículo de cuadernos de bioética
Y para finalizar este post mirad este vídeo que refleja magistralmente una promesa de amor que los ancianos sí saben cumplir:



Os dejo aquí la letra de "cuando estemos viejos", que cantada a ritmo de tango, me parece una obra maestra:
Cuando estemos viejos
Y se nos achique el paisaje en los ojos
Y el sol del invierno se nos ponga flojo
Y nos cachetee la cara al espejo
Cuando estemos viejos
Y tiemblen mis manos al tomar las tuyas
Y nos falte el llanto, la risa y la buya de estos
Tres diabillos que ya estaran lejos.
Cuando estemos viejos
Cuando estemos solos
Cuando no haya nada, y nos duela todo
Cuando solo exista la casa vacia
Y anden en silencio tu sombra y la mia
Nos querremos tanto que nuestro cariño
Llenara la ausencia de esos tres diblillos
(en la casa resonaran las dulces risas, los tiernos
Gritos de aquellos angeles que Dios nos dio
Los recuerdos se volveran suspiros y llenos de paz
Seguiremos enamorados)
Cuando estemos viejos
Yo te lo prometo compañera mia
Seran nuestros años plenos de dulsura
Seran nuestras horas llenas de poesia
Andaremos juntos viejitos inquietos
Las cuatro estaciones de un mundo de nietos
Y veras mi vida que miente el espejo
Pues seremos novios cuando estemos viejos
pues seremos novios cuando estemos viejos

2 comentarios:

Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

na sociedad en la que, lamentablemente, se tiende a valorar no por "lo que se es" sino "para lo que uno sirve"...

Son malos tiempos, en este contexto, para los ancianos, en muchas ocasiones relegados por sus propias familias.

Gracias por la entrada.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Para la sociedad de consumo que vivimos,los ancianos son un estorbo