Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un día normal





- , LLego y saludo a las Administrativas, encantadoras, que me dicen que hoy tengo la agenda "completita", lo que viene a significar unos 45-50 pacientes a demanda , además de 4-5 programados, los que surjan "urgentes" durante la mañana y unos 45 pacientes de recetas. Yo que venía , con buen estado de ánimo tras oir musiquita y reirme con las ocurrencias de Javi Nieves de la Cadena 100, empiezo a ser consciente de que mi optimismo no tiene base. Lo de la Cadena 100 es casi una premonición......como estar encadenado hasta ver a unos 100....pacientes.
Ésto no es un suceso aislado, ni es una excepción , es lo que ocurre habitualmente en cientos de consultas de toda España, que forman parte de un sistema sanitario "de los mejores del mundo"en , donde hay multitud de gerentes y políticos que saben esto y no hacen nada desde que se creó el Sistema Nacional de Salud. Es más , las listas están hechas con un paciente cada 5 minutos, lo que sin que nada ni nadie lo remedie , hace que se acumulen tiempos de retraso inadmisibles en un sistema de calidad y que otorga a nuestros pacientes el título de ser más" pacientes" que otros del espacio común europeo. En ningún país europeo , se citan los pacientes con menos de diez minutos de intervalo, excepto en España.
Cuando un paciente es llamado por su nombre en la puerta de la consulta, se inicia un proceso que más ó menos podemos cuantificar así:

-Un minuto ó minuto y medio desde que abres la puerta hasta que el paciente, que muchas veces es un anciano con Parkinson , ó con una artrosis evolucionada de rodillas......, se sienta para comenzar a contar su problema.
- Otro minuto para que el paciente pueda comenzar a explicarse tras saludarle empáticamente y crear un clima cordial para que la consulta discurra "en flujo positivo".
- Como mínimo tres- cuatro minutos para la anamnesis, sin entrar en grandes profundidades, sólo preguntar¿ qué le pasa ?, ¿desde cuando? y ¿aqué lo atribuye? y dejando hablar al paciente sin interrumpirle, con preguntas abiertas.
- Al menos tres minutos para que el paciente, se suba la camisa ó se baje los pantalones (en el buén sentido) y podamos explorarle mínimamente con palpación y auscultación incluidas. No hablo ya de hacer un Indice tobillo brazo, ó una exploración con monofilamento, ó un peak-flow.......
- Cerca de otro minuto para que el paciente se vista, mientras le vas informando de lo que has encontrado ó no en la exploración.
- Un par de minutos para pasar a informarle de lo que creemos que le pasa y de lo que pensamos que podríamos hacer, tratamiento a seguir , suponiendo que el paciente no muestre reticencias ó lenguaje no verbal que indique que no está muy conforme ó que haya que negociar algún aspecto del tratamiento ó de las pruebas complementarias.
- Otro minutillo ó dos para rellenar la petición de alguna prueba complementaria, suponiendo que el programa informático no se quede "colgado" en mitad del proceso. ó el paciente nos pida un volante para ambulancia ó un justificante para ir a un balneario ó solicitar alguna ayuda... y para rellenar las recetas que traía y las que hagamos "de novo" por el motivo de consulta que le ha traído.
- Al menos otro minuto para despedirnos, que se levante de la silla (no olvidemos que es artrósico), coja la garrota, nos estrechemos la mano y nos deseemos lo mejor, hasta la próxima vez que nos veamos.




En total SUMAN unos 13-14 minutos por paciente, siendo optimistas, ya que todos sabemos que además hay pacientes somatizadores, ansiosos, complicados..........que hacen que debamos dedicar unos minutos a pensar qué puede estar pasando y valorar la mejor opción a seguir.

Pues como os decía nuestros políticos y gerentes deben pensar que lo mejor es que ahorremos tiempo y no llamemos al paciente por su nombre, sólo que pase el siguiente y, si es posible, que esté en la puerta para que entre en la consulta casi a la vez que sale el que estaba dentro para poder ahorrar un par de minutos , que si esposible, diagnostiquemos sin explorar ó que tengamos la sagacidad de hacerlo en menos de un minuto, que así ahorraremos otro par de minutejos. Que quizá sea mejor no saludar al paciente, porque esto no es un club social y cuesta dinero al Estado, que el paciente no exprese sus emociones al ser diagnosticado de algo que cambia su vida y sus costumbres ó que amenaze su futuro por ser una mala noticia......... y que diagnostiquemos y tratemos con versiones abreviadas de qué le pasa y evitemos el desde cuando y otras preguntas para que así podamos cumplir los ratios de cincco minutos por paciente y que los gerentes puedan llevar buenas cifras a sus reuniones de alto copete donde valorarán que quizá puedan citarse a un paciente cada tres minutos para disminuir las listas de espera y poderse presentar a las próximas elecciones creyendo que sin ellos la Sanidad no funcionaría.

Sólo recordarles que NO ES ETICO, tratar a los seres humanos ignorando que son mucho más valiosos que los objetos, y que yo sepa , cinco minutos por paciente , sólo dá para tratarlos como animales ó como objetos ........................................... a no ser que los profesionales sanitarios hagan caso omiso de esta organización y lleguen a sus casas a las cinco de la tarde cada día, regalándole al sistema una parte de nuestro tiempo libre y parte de nuestra salud mental para no perder los estribos viendo cómo este tinglado no cambia a lo largo de los tiempos, mientras nuestros dirigentes se jactan de que la población está encantada con la Atención Primaria.
¿VALORA NUESTRO SISTEMA LA ETICA CUANDO NOS OBLIGA A TRABAJAR EN ESTAS CONDICIONES Y A TRATAR ASÍ A NUESTROS PACIENTES?
-

4 comentarios:

PERRETXIKO dijo...

Y yo me quejo si tengo más de 35 ... ¡Qué mal repartido está el mundo ... y la agenda de calidad! Entre 7 y 10 minutos por paciente, colchón de 20 mn para el café, recetas de crónicos firmadas con antelación para imprimir/entregar en AAC o consulta de enfermería, tiempo para programar visitas domiciliarias o para atención domiciliaria urgente e, incluso, reuniones de equipo para sesiones clínicas o temas diversos.
Hoy: 25 pacientes en espontánea, ninguno indemorable, 3 derivados de enfermería por desajustes en Sintrom capilar, ningún aviso y charleta sobre la vacunación antigripal (tema "princeps" el cartel).

Violeta dijo...

Se me ocurren muchas barbaridades al respecto, porque también he vivido situaciones similares, en las que el desencanto y la incongruencia van de la mano y solo puedes confiar en ti mismo para hacer las cosas lo mejor que sabes y puedes contando con los pocos medios de que dispones.
Pero ya en tono jocoso, otra forma de ganar algún minutillo podría ser...en lugar de llamar por el nombre al paciente se le podría coger por las solapas y meterlo a empujones en la consulta (si padece alguna limitación de la movilidad, podemos realizar la consulta de pie en la puerta o sentándonos en la silla de al lado, que el siguiente paciente nos habrá dejado libre para estar preparado y no perder tiempo él en su consiguiente visita). Posteriormente (siempre de pie pa no perder tiempo en recolocarse en la silla) y mediante una imposición de manos rápida, acertaremos al tresbolillo o al pito-pito gorgorito el diagnóstico, mientras que la mano que ya nos queda libre la acercamos al ordenata a ver si atinamos y le hacemos unas recetillas que le tiraremos en dirección a la sala de espera mientras le obligamos a salir tras ellas...luego rezaremos (rapidito) a algún santo cuya imagen tendremos siempre cerca, por la salud de nuestro paciente....
Algún minutillo hemos ganado, no??

Antonio R. dijo...

¡Qué suerte tienes Perretxiko! Aprovecha que como se enteren tus gerentes te ponen a hacer salientes de guardias ó te acumulan tareas.....para que no estés ocioso y te dé tiempo a pensar.
Efectivamente, podemos ahorrar unos minutillos más , si "pasamos" de los pacientes y aún más si les ponemos cara de perro (hay estudios que lo demuestran). A los pocos meses tendremos la consulta "casi vacía" y podemos dedicarnos a twitear ó a hacer méritos para ser gerentes. Un besico querida Violeta. Gracias por opinar y poner un poquito de humor

Amparo dijo...

el famos refrán de mal de mucho consuelo de POCOS no alivia. Esta mañana ejerciendo mi derecho a asistir a consulta médica me he venido a mitad de consulta con mogollón de sobres de recetas en mi bolso que es este momento hago a mano en mi casa para que no se acumulen a las que habrán dejado cuando me fui y a las de mañana. Se apuntarán para ser vistos los que se han quedado hoy que no he podido atender (se entiende que no son urgencias) + los que se apuntan mañana y las recetas correspondientes del día. De media se atienden en mi consulta unos 70. Esto no tiene remedio, y desanima muchísimo. Yo antes me reía en la consulta, ahora me deprime atravesar la puerta. Eso sí, dicen que para el año que viene estará la recete elctrónica que va a solucionarnos todos nuestros problemas JA!