Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 26 de noviembre de 2010

Consenso Americano Sobre IBP y Clopidogrel


-El pasado día 10 de noviembre el Butlletí Groc daba cuenta del Documento de Consenso que han elaborado la Asociación Americana de Cardiología, la Asociación Americana del Corazón y la Asociación Americana de Gastroenterología, sobre la tan traíada y llevada Interacción entre los IBP y el Clopidogrel:

-En los pacientes tratados con antiagregantes plaquetarios y con un riesgo elevado de hemorragia digestiva, se recomiendan los inhibidores de la bomba de protones (IBP) para reducir el riesgo, a pesar de los datos que sugieren un riesgo de interacciones adversas,
-Los pacientes de alto riesgo de hemorragia incluyen los que presentan antecedente de hemorragia digestiva alta, así como otros factores de riesgo como la edad o el uso concomitante con ácido acetilsalicílico. No se recomienda el uso de IBP ni de antihistamínicos H2 en pacientes de bajo riesgo, ya que en estos pacientes la profilaxis no tiene una eficacia demostrada.



Así pues, recordar , como decía la excelente revisión del Sacylite :

- Todos los IBP son equivalentes en cuanto a su eficacia y seguridad en las indicaciones autorizadas. El omeprazol es el más coste-efectivo y para el que existe mayor experiencia de uso.
· El consumo de IBP es exagerado y no siempre está justificado (tratamientos demasiado largos, indicaciones no claras, utilización como gastroprotectores en pacientes sin factores de riesgo…).
- No existen evidencias que apoyen la prescripción de IBP a todos los pacientes en tratamiento con AINE. La prevención de gastropatía por AINE está indicada en pacientes que reciben un AINE durante largos periodos de tiempo o a altas dosis y además presentan algún factor
de riesgo adicional: historia previa de úlcera o sangrado, edad avanzada, comorbilidad grave, uso concomitante de otro AINE, antiagregantes, anticoagulantes o corticoides orales.
- Los pacientes polimedicados sin factores de riesgo adicionales no necesitan gastroprotección con IBP.
- En dispepsia y esofagitis por reflujo gastroesofágico, la primera opción de tratamiento es adoptar medidas no farmacológicas (recomendaciones
de estilo de vida). Solo en pacientes que no respondan a estas medidas se optará por la terapia farmacológica.
- El uso crónico de IBP se ha asociado con un incremento del riesgo de sufrir graves efectos adversos (fracturas, neumonía, nefritis intersticial, etc).
- La AEMPS, en su nota informativa de abril de 2010, recomienda evitar la asociación de clopidogrel con omeprazol y con su isómero esomeprazol.
También afirma que aunque no puede descartarse completamente la interacción con otros IBP, no hay suficiente evidencia que la apoye.
- La relevancia clínica de la interacción IBP-clopidogrel no ha sido establecida. Los datos son inconsistentes, y aunque afectan mayoritariamente
al omeprazol (IBP más extendido y para el que existen mayor número de estudios), no debemos olvidar que esta interacción también ha sido descrita para otros IBP. Lo más prudente es asociar un IBP con clopidogrel solo en aquellos pacientes en los que el beneficio de la gastroprotección supere los riesgos.
- Los IBP se deben prescribir a la menor dosis eficaz, durante el menor tiempo posible, reevaluando periódicamente la necesidad de tratamiento.
-Es responsabilidad de todos evitar el uso inapropiado e innecesario de IBP para reducir los riesgos potenciales asociados al tratamiento
continuado.