Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 8 de abril de 2011

Medicina de Familia: Atractiva para un cinco por mil de médicos recién licenciados

 Tomado de Acta SAnitaria:
-Madrid 06/04/2011. Tras dos días de adjudicación de plazas MIR, sólo cinco de los mil aspirantes con mejor número de orden en la convocatoria se han decantado por Medicina de Familia, una tendencia que se repite cada año, a pesar de que esta especialidad es la que oferta más plazas cada año.
A pesar de ser la especialidad para la que se aprueban más plazas cada año (en esta ocasión 1.919), no se encuentra entre las predilectas de los aspirantes a realizar la formación médica especializada. Se encuentra, por el contrario, dentro de sus últimas opciones, al igual que otras como Farmacología Clínica, Microbiología y Parasitología, Análisis Clínicos, Medicina del Trabajo y Medicina Preventiva y Salud Pública.

Sin embargo , ésto , que sucede año tras año , desde hace demasiado tiempo, no suscita ninguna declaración de Políticos ni  de las llamadas Autoridades Sanitarias. ¿Porqué una Especialidad  como Medicina de Familia , sigue siendo puramente vocacional? Tan sólo hay que darse una vuelta por alguna consulta de un médico de Familia que trabaje en ,llamémosle, "condiciones normales":
      -  Horario indeterminado: es decir entras a las 8 pero no sabes cuándo saldrás.
      -  Número indeterminado de pacientes por día: aunque no sueles bajar de unos 45-50 más las recetas, más los domicilios y algunas uregencias y pseudourgencias entre medias.
      -  Los Gerentes obsesionados con cubrir los objetivos de gasto importándoles un pepino las condiciones laborales de la mayoría de sus profesionales.
        - Cada día mayor responsabilidad , pero se nos niega el acceso a la mayoría de pruebas complementarias como endoscopias, colonoscopias, TAC, RMN........ mientras se nos recrimina la falta de resolutividad en nuestro medio.
        -  No hay rotaciones de médicos en A. Primaria mientras se cursa la Licenciatura , mientras en el Hospital hay muchos que creen que sólo vemos catarros y hacemos recetas (las que manda el hospital entre ellas).
        -  Somos los médicos peor pagados de Europa y los que menos tiempo dedicamos a los pacientes (según las estadísticas oficiales, claro)  porque no podemos tener , según nuestros gerentes, listas de espera, lo que supone ,en la práctica un sobreesfuerzo y agotamiento emocional del médico de FAmilia que quiere hacer las cosas mejor.



              Bueno, para qué seguir, quizá esto explique lo del 5 (¡ ...........te la hinco!) por mil.  Lo raro , es que aún nos siga gustando a ese cinco (no voy a  volver a hacer la rima) y a otros  locos como muchos de nosotros.
        A esos políticos responsables de este desaguisado les deseo que cuando tengan un problema  de salud , no tenga que atenderles un Médico de Medicina Estética porque ya no haya médicos de Familia dispuestos a seguir en un Sistema que les ningunea de forma  ininterrumpida desde hace ya demasiados años.

4 comentarios:

Irene dijo...

Soy estudiante de medicina, aún me quedan algunos años para que llegue el momento de escoger especialidad. De momento son muy poquitas cosas las que descarto. Me gusta casi casi todo =)
Sé que medicina de familia me gusta y que muchas opciones para otros más atractivas, estarán por debajo de esa opción cuando llegue el momento. Quizás otras estén por encima, no lo sé.

Lo que no entiendo es:
-No hay ni una sola asignatura referente a medicina de familia en toda la carrera.
-Me impresiona que no haya NI UNA práctica en un centro de salud... No lo entiendo.
-Está infravalorada por la mayoría de los alumnos (casi siempre transmitido por el elitismo de los superespecialistas, que muchas veces saben detallarte el milímitro el recorrido de las coronarias, pero desconocen el ligamento cruzado anterior de la rodilla (por decir)
-Muchos de los estudiantes consideran "un fracaso" coger familia. (creo que por no haber visto nada de eso en toda la carrera y no darle la importancia que merece).

Ahora diré algunas cosas:
- Francamente admiro a los que han cogido familia de esos 1000 primeros (pero no se puede decir que 5 de cada 1000, al final serán más), ya que lo habrán hecho por una vocación tremenda. Por otra parte, hay gente que lo tiene muy claro, y que quizás no se esfuerza muchísimo en el MIR, a sabiendas de que la plaza en familia no se la quita nadie...
Estoy segura de que mucha gente se pierde lo que significa ser médico de familia dejándose llevar por lo bien que suena decir que eres: cardiólogo, neurocirujano, o vete-tú-a-saber-qué. Así que acaban siendo especialistas frustrados.

Una pena, la verdad. Afortunadamente, no soy la única que piensa así =)

Juan F. Jimenez dijo...

Es logico y natural, lo raro es que aun haya un 5 por mil :
Nadie, si puede evitarlo quiere trabajar en condiciones indignas y aberrantes, y lo es que se tengan que atender a mas de 40 o 5o paciente en a penas 5 minutos por persona , de los cuales el 90 por ciento es para papeleo de programas politicos y menos del 10 por ciento para el propio trabajo medico.

Enrique Gavilán dijo...

Antonio,
A todos los motivos que recopilas añadiría uno. Si te das cuenta, casi todas las especialidades que se cogen de las primeras corresponden a especialidades "de un cachito" del cuerpo" (neumo, cardio, digestivo, etc). Las que quedan para el final suelen ser más transversales, tienen "un poco de todo". Esta tendencia denota una preferencia social por la superespecialización, que impregna no sólo la elección MIR, sino las noticias (por cierto, habría que recordarle al de esta de acta sanitaria algunas nociones básicas de estadística, porque vaya...), etc.
Por otro lado, lo que me anima es ver a gente como Irene, que no se deja llevar por los cantos de sirena. Ojalá hubiera más gente como ella, pero mientras tanto lo que tenemos es lo que tenemos. y me enerva igual que a tí, no creas.
Un abrazo,

Antonio R. dijo...

Un placer leer opiniones como la de Irene. No sé si terminarás siendo Médico de Familia, pero comparto tu extrañeza porque no exista una asignatura ó dos en el pregrado y una rotación por el Centro de Salud. La Universidad es , en ese sentido , como un dinosaurio que no explora otros territorios ni otras formas de vida inteligente fuera del hospital. Efectivamente , al final serán más de un cinco por mil los que "elijan" Familia pero bastantes de ellos "obligados" por el número y no por decisión propia pensada y deseada. Muchos médicos acabarán frustrados por ello y ,de esa forma, la Medicina de FAmilia no podrá quitarse el sambenito que arrastra desde que se creó la especialidad.
Gracias Enrique por tu apostilla. La superespecialización es una tendencia de nuestra sociedad , que se asombra de un triple transplante de órganos abdominales, pero no dice nada de una lista de espera de 120 días para ser operado de cataratas . No se valora el trabajo callado de cada día lejos de los focos y del ruido de los medios de comunicación. De todas formas , son los pacientes los que deben preocuparnos, y ellos sí puntúan alto nuestra labor y nos sonríen a menudo en medio de sus problemas. Me siento bién pagado por ello y cada día más orgulloso de ser médico general y de Familia.