Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 13 de agosto de 2011

No Sólo Importa el Dinero

-Parece, en estos tiempos de tribulación , que el dinero es lo más importante en este mundo occidental en el que lo hemos convertido en el dios al que adorar por encima de todas las cosas. Efectivamente, esta crisis se está llevando por delante toda una filosofía de enteder la vida. No se puede vivir ,continuamente,  gastando más de lo que ingresas. No se puede prestar dinero a manos llenas a todo el que lo pida sin unas mínimas garantías de que puede devolverlo si las cosas se desarrollan con normalidad. No se puede dilapidar toda la riqueza  de la que dispones, sin mirar el horizonte atisbando que se avecinan otros tiempos.


No se  debe poner como ejemplo a la cigarra que no trabaja, además de cantar, para cuendo llegue el invierno y poner en ridículo a la hormiga que aprovecha el verano para llenar  sus refugios y poder resistir el invierno que llegará inexorable.


 Aquí , se ha vivido de esa manera y de  aquellos barros nos vienen estos lodos. Sin embargo, aunque aún no he visto que ninguno de los responsables de este desaguisado haya ido a la cárcel para expiar sus despropósitos, cosa de la que hablaré próximamente, además de intentar ir corrigiendo todas las barbaridades que han dado lugar a esta gravísima crisis  no estaría mal que no perdiéramos de vista que los valores deberían ir parejos con la buena gestión . como inteligentemente decía  aquel poema oriental que os muestro a continuación:


El dinero:
Puede comprar una casa,
Pero no un hogar,
Puede comprar una cama,
Pero no el sueño,
Puede comprar un reloj,
Pero no el tiempo,
Puede comprar un libro,
Pero no el conocimiento,
Puede comprar una posición,
Pero no el respeto,
Puede pagar un médico,
Pero no la salud,
Puede comprar la sangre,
Pero no la vida,
Puede comprar el sexo,
Pero no el amor.
    ¿O alguien puede negarlo? 

Como es fin de semana , quiero dejaros una sonrisilla, con algo alusivo:


2 comentarios:

Alfonso dijo...

El dinero que debe emplearse para intercambiar bienes y servicios, se ha convertido en un instrumento de manipulación y explotación y se emplea por unos cuantos para obligar a muchos gobernantes o comprarlos para obtener privilegios sobre diversas zonas de recursos naturales.
Si se reviza el manejo que se hace de las diferentes divisas y se combate de manera efectiva el "lavado de dinero" se acaba con muchos problamas provocados por las crisis y las llamadas "burbujas financieras"

Antonio R. dijo...

Así es Alfonso, el dinero se emplea para comprar voluntades que permitan ganar más dinero.