Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 24 de septiembre de 2011

Einstein nos dá la clave

- Con la que está cayendo sobre  este bendito país que ha sido dirigido por una clase política nefasta, no viene mal leer un poco del pensamiento de una mente preclara, no contaminada por el dinero ni pr el afán de poder. Existen millones de seres humanos que están pagando las consecuencias de una clase dirigente avida de poder y con una codicia sin límites, que están poniendo el presente muy difícil y aún más incierto el futuro cercano, sacrificando incluso el desarrollo vital de varias generaciones, las de nuestros hijos y quién sabe si las posteriores.
 ¡Malditos seais políticos  codiciosos y partidistas, políticos y banqueros codiciosos y corruptos que no teneis más norte que el dinero y aplastais a los débiles para conseguir manteneros a flote!.
No os vendría mal leer un fragmento de nuestro genial físico:


«La labor más importante del ser humano es buscar la moralidad en sus actos. Es de lo que depende nuestro equilibrio interno, y nuestra propia existencia. La moralidad en nuestros actos es lo único que puede conferir belleza y dignidad a la vida. Quizá la principal tarea de la educación sea convertirlo en una fuerza vital, e inscribirlo claramente en las ciencias. Hay que evitar que los cimientos de la moral dependan de algún mito o estén ligados a alguna autoridad, debido al riesgo de que las dudas sobre el mito o sobre la legitimidad de la autoridad pongan en peligro los cimientos del buen juicio y de la acción correcta».

Albert Einstein
[Extracto de una carta a un sacerdote

3 comentarios:

M Arenas dijo...

Cuando viajó a EEUU por primera vez, Einstein hubo de rellenar un formulario en el que se le preguntaba entre otras muchas cosas, el item... "RAZA..." Albert Einstein rellenó el espacio destinado a la respuesta escribiendo... "Humana". Creo que eso dice mucho de su condición de hombre y cientifico.

M Arenas dijo...

Se me olvidaba... Como todo el mu ndo sabe, hace aproximadamente 100 años, ¡Tela! ya dijo: Existen dos cosas infinitas en el mundo:.... El universo y la estupidez humana. Y no estoy seguro de lo primero. Creo que tenia toda la razón.

Antonio R. dijo...

Gracias Manolo por tus comentarios. Si los políticos y las sociedades tomaran como ejemplo a los grandes hombres y mujeres que han existido, otro gallo nos cantaría. En esto que cuentas , también Einstein hizo gala de humildad ya que pertenecía a la Raza Humana donde la estupidez es infinita, pero sus aportes y los de otros genios también hacen que esa misma raza, la humana , sea capaz también, de lo mejor. UN abrazo