Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 24 de octubre de 2011

¿Cambiar los Currículum? Una oportunidad de mejora

- Cuando cualquiera de nosotros entrega un Currículum para solicitar un empleo, ó para alcanzar determinados méritos, ó para que te concedan el grado más alto de la carrera profesional, SIEMPRE  se relacionan todos los logros que hemos realizado en cursos, publicaciones, ponencias, cargos........
No digo que esto esté mal pero , quizá ha llegado el momento en que las empresas, las instituciones, y porqué no incluso los partidos políticos, cambiaran las formas de valorar dichos Currículum para fijarse no sólo en los logros realizados sino en el número de fracasos que se han tenido que superar para alcanzarlos.
Alguno de los que lea esta entrada pensará que me he vuelto loco ó que he tomado alguna copa de más por lo que creo debo explicar mi proposición. Está basada en  una afirmación que venía más ó menos a decir :
“En muchas ocasiones el problema no es que no tenemos suficiente éxito sino que no hemos fracasado lo suficiente”.
En nuestra sociedad , cometer errores se asocia inevitablemente  con el fracaso, por lo que nadie concibe reconocer dichos errores ,para no ser considerado un fracasado. Sin embargo , en el desarrollo de la ciencia, los fracasos no son considerados tales sino errores que son necesarios en el camino, siempre difícil, del descubrimiento.
Sin embargo, los medios de comunicación siempre muestran a los triunfadores como deslumbrantes seres que parece que no hacen otra cosa que ganar en todo lo que se proponen, con lo que vician las mentes de nuestros jóvenes y las de muchas personas con falta de autoestima ó excesivamente perfeccionistan , de tal forma que nunca  se considerarán satisfechos  ni con confianza en lograr sus metas. La actual situación de crisis económica también está tiñendo de pesimismo nuestras vidas , y es imprescindible que consideremos esta situación de crisis económica como una gran oportunidad de poner un poco de orden en lo que estábamos haciendo mal hasta ahora ó que era mejorable sin duda. Por ejemplo : ¿utilizamos los antibióticos de forma adecuada en casos que  la evidencia disponible aconseja que no lo hagamos? ¿ Desperdiciamos material de cura sin darnos cuenta de que hasta un sobre con gasas tiene su costo en el sistema? ¿ Nos dejamos seducir por las últimas novedades terapéuticas sin hacer un ejercicio de humildad y sentido común intentando estar más a la penúltima que a la última? .
¿Consideraremos que nuestra reducción de sueldos es algo que debemos asumir sin renunciar por ello a seguir prestando una asistencia de calidad en  la medida de nuestras posibilidades, sin considerarnos frustrados por dicho motivo?
Muchas veces lo que sentimos como fracaso, en la realidad está algunos peldaños más abajo de nuestros objetivos, y es necesario  reconocerlo para exigirnos un esfuerzo en seguirlo intentando, en seguir subiendo esos peldaños que nos quedan para conseguirlo.

Recientemente los psicólogos Jonah Berger y Devin Pope analizaron a un total de 18.000 jugadores de baloncesto de la NBA y llegaron a un resultado paradójico: perder es altamente motivante. De hecho, los equipos que terminaban el primer tiempo con una ligera desventaja en el marcador tenían muchas más probabilidades de ganar al final del juego.


Los investigadores se preguntaron si el efecto motivante del fracaso también se aplicaba a las personas normales. De esta forma le pidieron a 171 voluntarios que pulsaran dos teclas lo más rápido que pudiesen en un lapsus de 30 segundos. El objetivo sería ganarle al adversario. Después de estos 30 segundos se tomó un descanso donde se le informó a cada persona su desempeño y el del adversario. El truco estaba en que a un grupo se le dijo que estaba por debajo del adversario pero por muy poco, a otro se le dijo lo mismo pero señalando una gran diferencia entre los puntos alcanzados y a otros grupos se les dijo justo lo contrario, que estaban por encima. Finalmente, a un quinto grupo de control no se les brindó información sobre su desempeño. Posteriormente las personas debían repetir la tarea durante otros 30 segundos.


¿Qué sucedió? Las personas a las cuales se les señaló que estaban por detrás de sus adversarios pero con una diferencia pequeña, aumentaron considerablemente su esfuerzo y resultados, mucho más que el resto de los grupos.
 Si consideramos los fracasos como un paso más en el camino que hemos de recorrer para alcanzar nuestra meta, aprendiendo de los errores cometidos,  debemos tener capacidad de cambiar el rumbo para conseguir aquello que consideramos algo que lograr.
Y así es como deberían figurar en los Currículum :
      -Máster en Cuidados Paliativos con dos intentos previos fallidos y un trabajo que debí escribir 4 veces hasta estar satisfecho.
      -  Tutor de Medicina Familiar  con un 70 % de evaluaciones favorables de los residentes , un 20% de evaluaciones indiferentes y un 10% desfavorables.
     -   4 publicaciones en la revista "............"    tras ser rechazadas previamente  en las revistas"......"   y "......."

       De esta forma quizá sepamos algo más sobre la persona que presenta ese Currículum tan brillante, no tanto por sus logros, sino por los "fracasos" que tuvo que superar para consegurilos.

Fuente:
Berger, J. & Pope, D. (2011) Can Losing Lead to Winning? Management Science; 57(5): 817–827.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

También se podría estudiar hacer un "curricullum compartido":
- Asistencia a congreso X como ponente: 3 días sin suplente a cargo de mis compañeros
- Miembro del grupo de cirugía menor o mayor o mediana, con talleres en los congresos - sociedades - centros: 35 días sin suplente a cargo de mis compañeros y cambios de médicos a otros cupos a gogo
- Ponente en X jornadas:X días que el residente me pasa la consulta sin supervisión o a cargo de otro tutor.
...Y además, cuenta más que los años trabajados, la docencia y otros "méritos".
Puede que no tenga que ver con el mensaje de humildad y superación que propones, pero creo que es otro tipo de humildad y pensar si el curricullum es sólo nuestro o tenemos que agradecer a otros algunas cosas (ojo, no lo digo por ti, puesto que no se lo que pasa en tu caso.Por otro lado también la falta de apoyo de la adminstración a que se pueda hacer sin sobrecarga.
No em enrollo más
Un abrazo

Antonio R. dijo...

Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo en lo que propones, con la única salvedad de que éste sería el que deberíamos enviar a la administración para solicitar cualquier curso, permiso...., a fin de recordarles la penosidad que existe para lograr acudir a cualquier curso que merezca la pena.
UN saludo