Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 10 de junio de 2013

Quisiera que mi médico fuera..........

-  En la sección de libros de el País publicada  hace 2 meses,    se cita uno que habla de la experiencia de un paciente que era periodista  de Nueva York   y decidió contar su experiencia durante los últimos  14 meses de su vida con un Cáncer de Próstata: se titula "Ebrio de Enfermedad" y lo prologa el prestigioso Oliver Sack (autor a su vez del espléndido ·El hombre que confundió a su mujer con un sombrero") .
  El prólogo completo está a disposición del que quiera leerlo en la página enlazada más arriba, pero lo que quiero traer hoy aquí es un pasaje de dicho prólogo que se titula  "El paciente examina al médico" en el que expone cómo le gustaría que fuera el médico que le acompañe en esos últimos meses de su vida:

    " Lo que menos desea el paciente  es un médico que sea insulso, que no parezca «no ser suficientemente intenso ni voluntarioso para imponerse a algo poderoso y demoníaco, como es la enfermedad». Lo que busca en un médico es «alguien que sepa leer a fondo la enfermedad y que sea un buen crítico de la medicina… que no sólo fuese un médico de talento, sino que fuese por añadidura un poco metafísico… [uno que sea] capaz de ir más allá de la ciencia y llegar a la persona… capaz de imaginar la soledad en que viven los enfermos críticos. Quiero que sea él mi Virgilio, que me guíe por mi purgatorio o mi infierno, señalando todo lo que haya que ver por el camino".



Recalco aquí lo de que el médico sea capaz de imaginar la soledad ....... porque eso es la verdadera empatía , lo que aumenta el valor del acto médico por encima de la técnica /que por supuesto debe ser competente) . Y éso es lo que debemos seguir haciendo y experimentando los médicos en general y los médicos de familia en  particular. Eso le dá sentido a lo que hacemos cada día.