Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

domingo, 4 de mayo de 2014

Mi experiencia en la Unidad del Dolor de Ciudad Real.

- Ya es de sobra conocido por parte de los profesionales que integramos esta Gerencia Unica  que hace dos semanas  fué cesado el Jefe de la Unidad del Dolor, el Dr. Joaquín Insausti., un verdadero referente profesional  a nivel europeo  y diría que mundial. No hay más que ver algunas de las publicaciones del Dr Insausti para saber que teníamos un profesional extraordinario que le daba prestigio a este Hospital que se dice Universitario pero que está dejando escapar muchos profesionales extraordinariamente valiosos como el caso que nos ocupa.
   Hace dos años, con motivo de mi reciclaje en el Hospital durante dos semanas pude comprobar cada día el trabajo bién hecho y la labor docente que se realizaba en esa Unidad dirigida por el Dr Insausti   acompañado por la Dra Eva Pellejero que realizaba  la valoración clínica de los pacientes que son derivados desde cualquier servicio que lo precisara (aunque fuera discutible la indicaión de la derivación) y del Dr. Agustín Mendiola que llevaba a cabo las técnicas intervencionistas que el paciente necesitara. Debo decir que mi estancia en ese servicio fué extraordinariamente útil  para mi trabajo. Fuí recibido de forma  cercana y cálida y cada día al lado de éstos profesionales  las horas se hacían cortas mientras se valoraban pacientes, se les aplicaban bloqueos nerviosos a cualquier nivel guiados siempre por ecografía, infiltraciones, radiofrecuencia,,,,,, con resultados muchas veces excelentes.
  La lista de espera , que dicho sea de paso sólo ha sido generada por los especialistas hospitalarios ya que la Atención Primaria no podía tener acceso directo a la agenda de la Unidad, probablemente se ha generado por dos razones:
   1  -  Las derivaciones  no filtradas de otros servicios  , que en muchos casos han considerado la Unidad del Dolor como un desagüe donde enviar a cualquier enfermo  que refiriese dolor de forma reiterada aunque fuera por motivos que deberían resolverse en esos servicios pero que no han sido llamados al orden por la Gerencia por razones que no se conocen.
  2 - El recorte de personal que sufren todos los niveles de la asistencia sanitaria y que alcanza cotas esperpénticas en muchos casos,
 lo que unido a la primera razón justifica sobradamente la mencionada lista de espera  en un servicio donde se quiera trabajar bién y que anteponga la calidad a la cantidad como es el caso que nos ocupa.



   No sé las razones que han llevado a esta Gerencia a prescindir de estos profesionales que  habían montado desde la nada una Unidad del Dolor que era referente regional y en algunos aspectos nacional como es el Curso de Técnicas  intervencionistas en dolor  que reunía en
C- Real a espècialistas de   toda España, Portugal e Iberoamérica. desde el año 2011 hasta la actualidad en colaboración con la Facultad de Medicina de C- Real, pero sí sé que no me gusta que se les desprestigie acusándoles  de hechos que  no son ciertos como el de que el Dr Insausti no cumplía el horario y demás lindezas que hemos podido leer en la prensa estos días.  Durante el tiempo que yo estuve allí se cumplía el horario escrupulosamente desde las 8 de la mañana hasta , a veces, más allá de las 3 de la tarde  y el Dr Insausti acumulaba su jornada del lunes a otro día de la semana por la tarde por necesidades de  los quirófanos para poder realizar técnicas como el bloqueo facetario, implantes .... que requerían el uso del quirófano que no podía utilizar algunos días por la mañana.
  Cualquier Gerencia puede rescindir una comisión de servicio porque tiene potestad para ello , pero por favor , háganlo al menos con razones objetivas y sin faltar al respeto a los profesionales que cumplen con su trabajo.
  Por mi parte sólo decir que tanto Joaquín Insausti ,  al que no conocía previamente a mi rotación ,como Eva Pellejero  y Agustín Mendiola   que sí he tenido el honor de participar humildemente en su formación cuando eran residentes de familia y posteriormente en diferentes ocasiones , son magníficos profesionales de los que no andamos precisamente sobrados  por estos pagos por lo que , es seguro , los echaran de menos los pacientes y muchos de los profesionales que nos veíamos beneficiados de una u otra forma con su estupendo trabajo, del que ahora nos veremos privados .

  Por cierto, he echado en falta estos días que algunos  compañeros del hospital  se solidarizasen con estos colegas que han sido , desde mi punto de vista, injustamente tratados.