Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

viernes, 5 de febrero de 2016

Un Encuentro Emocionante

- Internada en un hospital de Porto Alegre para tratar un câncer en estadío terminal,  Rejane Chili una mujer de 49 anos que había criado a  su perro desde que era un cachorro , solicitó que le dejaran verlo, Pero las normas estrictas del hospital donde estaba ingresada lo impedían,
Sin embargo los responsables del Hospital  accedieron a ese encuentro de  Ritchie, su cachorro, con Rejane dado que su situación terminal estaba avanzada  y dicho encuentro no podía más que hacerle bién a Rejane.
El resultado no pudo ser más emocionante, nada más ver a su dueña,  el perro se lanzó a mostrarle su cariño en una escena que no hace más que provocarme lágrimas de emoción.



PD. Les aseguro que también nuestro perro no hace más que estar cerca de mi esposa
casi todo el día, aportando también su granito de arena para que se encuentre mejor. ¿Alguién duda de su efecto beneficioso en momentos difíciles ?

2 comentarios:

Violeta (Pilar Lázaro) dijo...

No dudes nunca, Antonio, de que la compañía y el amor son el mejor aliento en momentos difíciles. Y de que tanto los animales como las personas con corazón poseen un alma capaz de dar sin límites. Hemos perdido, al crecer, la capacidad de la alegría sin más (aún en los peores momentos en donde es tan necesaria), el don de dar sin esperar, la intuición que nos lleva donde debemos estar, sin miedo, sin saber cómo hemos llegado hasta allí y sin preguntarnos siquiera el por qué. Los animales nos enseñan todo lo que casi habíamos olvidado.
Un besogrande y todo mi aliento para vosotros.

Antonio R. dijo...

Gracias querida Violeta. Tú sabes perfectamente que la mejor forma de mantener esa esperanza es utilizar la palabra para acercarte y las manos para tocar . Si además tienes cerca la amistad de personas como tú y la lealtad sin límites de un animal como mi perro puedes considerarte afortunado. Mil besos