Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

sábado, 21 de enero de 2017

OTRA VERGUENZA EN EL SISTEMA. La Dra Lalanda expedientada

-  Conocí a Mónica Lalanda en un Curso de Expertos en Etica Médica que realizamos en la OMC con otros compañeros de toda España. Es una persona que no deja indiferente, participativa, inteligente, honesta y valiente a la hora de emitir sus opiniones. Archiconocida en las redes sociales por haber mantenido un blog en el diario el MUNDO  y posteriormente su blog actual Médico a cuadros en el que publicó una entrada en Agosto pasado cuando dejaba su puesto de trabajo y denunciaba en su blog las caóticas condiciones  en las que trabajaba en el Servicio de Urgencias del Hospital de Segovia, que no son diferentes de las que tenemos muchísimos profesionales del SNS  pero que muchos callan ó por hartura y burn-out ó por indiferencia ó por temor a represalias por parte de los que no tienen plaza fija.
   Pues bién , la Dra Lalanda ha sido Expedientada por su Colegio de Médicos  a instancias de una denuncia por parte del Jefe de Urgencias  de dicho hospital y de otros 12 médicos del Servicio de Urgencias que se sintiero "maltratados por el post en el que denunciaba su situación y que paso a copiar más abajo:

QUERIDA EXPLOTACIÓN LABORAL: TE DEJO, NO CUENTES YA CONMIGO.

Estoy en la calle.
He renunciado a mi contrato de guardias.
He renunciado a la explotación laboral  sangrante y despiadada.
He renunciado a la esclavitud de un sistema sanitario absurdo que trata a sus profesionales como basura.
He renunciado al pisoteo de un jefe que, como tantos otros en la medicina española, maneja su servicio como si fuera su cortijo. Un jefe que no lidera,  tiraniza.
He renunciado a trabajar en un sistema con médicos de primera que viven a costa de médicos de segunda.
He renunciado a turnos de 24h sin derecho a descanso durante el turno, que ponen en peligro mi salud y sobre todo, la seguridad de mis pacientes.
He renunciado a la inseguridad laboral.
He renunciado a trabajar con excelentes profesionales que, como tantos y tantos miles en el SNS,  han ido olvidando lo que fue su orgullo profesional y lo que fue su dignidad laboral y ahora simplemente bajan las orejas con miedo.
He renunciado a un contrato que durante este verano incluye semanas de más de 60 horas, y que no me permite descansar durante los tres meses de máxima afluencia “porque este año no me toca”.
He renunciado al único tipo de contrato que, en la sanidad española, me permite tener tiempo para hacer medicina no asistencial. Eres 100% asistencial o no eres nada.
He renunciado a darme contra la pared porque “aquí siempre se ha hecho así”.
He renunciado a sentirme siempre “diferente”, un bicho raro que tiene la osadía de escribir o dibujar lo que piensa o de protestar contra lo injusto.
He renunciado al maltrato y la indignidad, el agotamiento, la estupidez, el despotismo, el abuso, la mala organización, la falta de planes a medio y largo plazo, la carencia absoluta de solidaridad y profesionalidad a la que nos somete a sus trabajadores el SNS"

                                                 

    ¿Alguién que se considere buén profesional no se ha visto reflejado en este escrito (exceptuando claro está a los que han denunciado a la Dra Lalanda?.
    Yo me solidarizo conMónica y le envío desde aquí mi apoyo incondicional. También formo parte de la Comisión Deontológica de  mi Colegio de Médicos y  si este caso hubiese entrado en nuestra Comisión yo hubiese votado en contra de iniciar cualquier expediente  porque no sólo no incumple ninguna norma Deontológoca sino que además cumple algunas que normalmente  callamos la mayoría . Precisamente al amparo del artículo 37 del Código Deontológico hago esta entrada para defender  a una colega que es objeto de un ataque injusto. Aunque el artículo 38.3 indica que las divergencias deben resolverse en el ámbito colegial ó profesional , la Dra Lalanda  no entra en detalles concretos para evitar escándalos públicos y sólo expone las razones de su renuncia en un ámbito profesional como es su blog aunque éste sea seguido por muchas otras personas,
                                               

 
  Es más, el Jefe de Servicio de Urgencias del hospital de  Segovia puede estar incumpliendo el artículo  40. 3 del citad Código Deontológico que habla de que los Jefes de Servicio deben TOLERAR las divergencias de opiniones profesionales entre los miembros de su equipo. ¿Cuantos Jefes deberían ser expedientados por esto?.
    Además el artículo 45.2  dice que el médico pondrá en conocimiento de la dirección del Centro las deficiencias  de todo orden que perjudiquen la correcta asistencia como así hizo la Dra Lalanda antes de marcharse.
  Así pués , todo  mi apoyo a la Dra Lalanda en este tema que ni siquiera debería haber pasado de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Segovia  que esperemos archive la causa para no  sancionar a una de las mejores profesionales de España y de su SNS.

3 comentarios:

mónica lalanda dijo...

Te agradezco muchísimo la entrada! (y me sonrojo)
Cuanto aprendimos en aquel curso de Ética. Y las discusiones de temas on-line son algo que no olvido, fantásticas
un fuerte abrazo
Monica

Sony Herrera dijo...

No para de sorprenderme la obsesión por no mejorar el sistema sanitario. Mucho ánimo. Sigamos a pesar de los intransigentes y las fobias por no mejorar la profesión sanitaria.

Eugenio Moreno Moreno dijo...

Cuando se aceptan situaciones injustas y las toleramos con resignación. Permitimos que los más incompetentes y corruptos se mantengan como responsables. Les interesa que nada cambie. Morir en vida. Basta ya