Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

lunes, 1 de febrero de 2010

"El Diablo está en el tercer año"


-Un artículo de Hojat y colaboradores , publicado en Academic Medicine,en Septiembre 2009, describe cómo la empatía , valor fundamental asociado al aprendizaje de técnicas y conocimientos médicos, se pierde aproximadamente en el tercer año de carrera, cuando se supone que el humanismo que pudo inspirar su vocación debería estar intacto aún. El estudio se hizo en la Escuela de Medicina Jefferson de Filadelfia, pero es metodológicamente impecable y ya se sabe que "cuando las barbas de tus vecino veas pelar....".

Ya hemos hablado en otros post de este blog , de la importancia de la comunicación y de la empatía como principal herramienta de la comunicación médico paciente. Es algo que no se enseña,desgraciadamente, en los libros ni en las clases de la Facultad. Y ya no hablo de la empatía como concepto afectivo ó emocional ,que es muy importante, sino como concepto cognitivo de la intención de ayudar asociado a lo emocional de ponerse en la piel del paciente que sufre. Sería un atributo que implica una comprensión (en contraposición a la simpatía) de las experiencias de los pacientes, las preocupaciones y perspectivas combinado con una capacidad de comunicar esta comprensión. La intención de ayudar mediante la prevención y el alivio del dolor y el sufrimiento es una característica adicional de la empatía en el contexto de la atención al paciente.
La simpatía no puede enseñarse en la formación de un médico mientras que la empatía sí puede y debe hacerse.

Dice el autor del artículo que "cuando se embarcan en el camino para convertirse en médicos, la mayoría de los estudiantes son entusiastas, llenos de idealismo y de la genuina intención de servir a los necesitados de ayuda". Sin embargo , el camino está plagado de "pedruscos" que van minando esas virtudes y hacen que se sufra esta peligrosa metamorfosis, ya en la mitad de la carrera. También citan que la disminución de empatía es menor en mujeres que en los hombres.
Tendremos que plantearnos cuanto antes el porqué de este cambio de valores precisamente cuando no han tenido que enfrentarse a la consulta del día a día con la condiciones que todos sabemos en las que estamos ejerciendo y que son generadoras de burn-out.
Malos tiempos se avecinan , de ser ciertas las conclusiones de este trabajo.
Si estamos exigiendo notas de corte de un 8.9 ó un 9 para entrar a la facultad y luego se va quedando la empatía por el camino, ¿ se están formando futuros Houses?

7 comentarios:

somosmedicina.com dijo...

Con la cantidad de «patadas y zancadillas» que se ven en la facultad a diario es difícil de imaginar otro panorama para nuestros pacientes. La empatía se pierde por la competitividad a cualquier precio, por la floja moral de alumnos y profesores, por las facultades que no toman decisiones basadas en sus supuestos valores.

Anónimo dijo...

Soy estudiante de cuarto año y todavía no perdí la empatía. También es verdad que en las asignaturas de psiquiatría es a lo que más atención le prestan, al menos en mi facultad.

Creo que en la universidad nos hacen más frios a base de palos, donde no aprueba el que más sabe o a quien más le gusta, sino el que mejor chapa. En las practicas te sientes un estorbo..y así te pasas la vida, temiendo a m edicos y a pacientes. Igual mas que pérdida de la empatía, es un armazón de indiferencia para no sentirte una mierda, como nos sentimos desde que entramos en la facultad

Emilienko dijo...

Actualmente en Medicina entra la flor y nata de los estudiantes de secundaria. La materia prima es la mejor disponible, al menos en virtudes académicas.

Algo falla, y no creo que sean los alumnos.

Antonio R. dijo...

Hace unos días fuí a un curso en la Universidad Autónoma de MAdrid y pude observar a los alumnos estudiar la anatomía como en mis tiempos: de absoluta memorieta, lo cual además de no servir para nada es contraproducente para la educación del futuro médico y una pérdida de tiempo inadmisible hoy en día. Esas frustraciones y lo que apuntais en vuestros comentarios "explican" los resultados del estudio que cito en el post.¡Qué pena , tanto tiempo desperdiciado en teorías y con tan poco cuidado por lo importante: saber acercarse al paciente, cómo ayudarle a decidir y cómo mejorar nuestra competencia clínica. Pero hay que ser optimistas y aportar lo que podamos para que esto cambie. Yo lo intento con mis residentes. UN saludo

Dr. Bonis dijo...

El secreto para construir una organización (o una profesión) con valores esta en reclutar (y expulsar) por valores.

Hoy por hoy el criterio para seleccionar a los futuros médicos es su capacidad de memorizar textos y resolver integrales. Posteriormente la elección de especialidad se basa en la capacidad para contestar preguntas tipo test.

Tenemos una profesion de empollones (preferentemente mujeres) y cardiólogos muy competitivos con poca capacidad empatica y de trabajo en equipo en general. Pero es la consecuencia lógica de los procesos de selección

Antonio R. dijo...

DE ACUERDO CONTIGO , bONIS. gRACIAS POR TUS COMENTARIOS. Un SALUDO

IAS dijo...

HACE POCO ME DECÍAN QUE EN UNA PRESTIGIOSA UNIVERSIDAD AMERICANA SE ADMITÍA A LOS FUTUROS ESTUDIANTES DE MEDICINA EVALUANDO SU CALIDAD EN CUANTO A LOS VALORES QUE SE CONSIDERAN IMPRESCINDIBLES EN NUESTRA PROFESIÓN: CORDIALIDAD, EMPATÍA, CAPACIDAD DE ESCUCHA, CAPACIDAD PARA LA NEGOCIACIÓN CON EL PACIENTE, GENEROSIDAD... . AUNQUE ÉSTO PUDIERA PARECER UNA BUENA IDEA, PIENSO QUE ES ENCASILLAR A LAS PERSONAS EN UN MOMENTO DE SUS VIDAS Y NO ACEPTAR QUE HAY CIERTAS CARACTERÍSTICAS CON LAS QUE SE NACE Y OTRAS QUE HAY QUE APRENDER, Y PARA ESO, PRECISAMENTE , ESTÁN LAS FACULTADES Y , POSTERIORMENTE LOS CURSOS SOBRE COMUNICACIÓN CON EL PACIENTE ( DEBERÍAN SER OBLIGATORIOS, SOBRE TODO EN ÁMBITOS EXCESIVAMENTE TECNIFICADOS COMO EL HOSPITAL ).
DE TODOS MODOS , NO CREO QUE AL QUE SE PONGA HOY A ESTUDIAR MEDICINA (YA LE TIENE QUE GUSTAR, PARA METERSE EN ESTE ENJAMBRE...)SE LE MUERAN ESTAS CARACTERÍSTICAS , QUIZÁ SE ENCUENTRE ALGO DESENCANTADO , SE ENFRÍE , PERO SIEMPRE ESTÁN LOS PACIENTES PARA AVIVAR ESTE FUEGO O , A LO PEOR, SE ENCUENTRAN ELLOS MISMOS O SUS FAMILIARES EN EL PAPEL DE PACIENTES Y SE LES VUELVE A ENCENDER LA LUCECILLA. UN ABRAZO