Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

jueves, 29 de julio de 2010

Endoscopia sin Asepsia. Todo es posible en Irak

-La técnica quirúrgica ha avanzado notoriamente desde el siglo XIX y causa asombro saber que el cirujano de esa época no tenía en cuenta, porque no se conocían, las mínimas normas de asepsia que practicamos hoy. Hemos de reconocer al médico húngaro Ignaz Philipp Semmelweis (1818-1865) como el verdadero precursor de dichas normas al establecer en marzo de 1847 la etiología de la fiebre puerperal: había estudiado el informe de autopsia de su amigo Kollets Chka, muerto de septicemia tras sufrir un pinchazo en un dedo mientras practicaba una necropsia, y notado que era frecuente la fiebre puerperal en las mujeres cuyos partos habían sido atendidos por médicos y estudiantes procedentes de la sala de autopsias; para mejorar la situación inició en el hospital de Viena, a mediados de mayo de 1847 un programa estricto que comprendía el lavado cuidadoso de las manos con agua jabonosa caliente y un cepillo de uñas, seguido de otro en agua clorada; por este método Semmelweis redujo en el lapso de 1 año el índice de morta-lidad por fiebre puerperal a una vigésima parte del nivel previo; su trabajo precedió en cuatro décadas al reconocimiento y aceptación de la patogenicidad de las bacterias y en 20 años a la primera publicación hecha por Lister (1867).

A pesar de su importante contribución Semmelweiss fue denigrado por sus colegas y murió olvidado en un manicomio de Viena.

En el año de 1890, en el Hospital John Hopkins de la ciudad de Baltimore, el cirujano William Stewart Halsted (1852-1922) resolvió el problema de las infecciones de manos al confeccionar guantes de goma para su instrumentadora Caroline Hampton; dichos guantes se hicieron de uso obligatorio para todos los cirujanos a partir de 1894.

Pero hoy, a pesar de que nadie osaría hacer una endoscopia y extracción de un cuerpo extraño del esófago sin ponerse unos guantes y una mascarilla , lo mismo que el resto lde los presentes en el quirófano ó en la sala de endoscopia, hete aquí que en Irán , Irak y otros de su entorno algunos hacen las cosas así:



video

Esto quizá viene a apoyar la teoría de que "lo que no te mata te hace más fuerte" . Desgraciadamente, la vida vale tan poco en estos países que situaciones de estas se repiten cada día y en peores condiciones. ¡Esta al menos tuvo éxito!

1 comentario:

Emilienko dijo...

Quitando todos los aspectos acerca de intimidad del paciente que el vídeo pasa por alto...

...antiguamente se hacían las amigdalectomías sin guantes. Y en mis viajes a hospitales del no-primer-mundo vi reutilizar catéteres de cateterismo cardiaco desechables porque no había dinero para nuevos, tras una limpieza con alcohol y frotendo con una gasita.