Google+ Followers

La Utopía

Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar
.
(Ventana sobre la Utopia. Eduardo Galeano.

CREO EN LA UTOPIA PORQUE LA REALIDAD ME PARECE IMPOSIBLE

domingo, 1 de junio de 2014

¿Son Mejores los nuevos Fármacos de 2ª linea en la Diabetes?

- Un reciente estudio publicado en Diabetes Care pone el dedo en la llaga sobre el cambio tan alegre que se viene haciendo a los nuevos antidiabéticos como los IDPP4 y los análogos de GLP1  y , si no andamos con cuidado pasará con los SGLT2  . Nos hemos olvidado de las viejas sulfonilureas , bueno no tan viejas porque la glimepirida y la gliclacida no llevan tanto tiempo en el mercado y aporatron una seguridad  más importante  que su hermana mayor la glibenclamida que producía hipoglucemias severas y prolongadas. Actualmente figuran en todas las guías tras la metformina pero con el aliciente de que son más económicas y eficaces que los IDPP 4 que tanto éxito están teniendo.



 El estudio y su referencia es el siguiente:


Zhang Y, McCoy RG, Mason JE, et al.
Diabetes Care. 2014 May; 37(5): 1338-1345. | Mayo 15, 2014


Mientras que la metformina se considera de forma general como el agente de primera línea para el tratamiento de la diabetes tipo 3, se sigue debatiendo sobre cuál es el mejor agente de segunda línea. Este estudio evaluó los beneficios y los daños de 4 regímenes de tratamiento antihiperglucémico teniendo en cuenta su efectividad clínica, la calidad de vida y el coste económico.

Para ello, se desarrolló un nuevo modelo Markov de control glucémico de base poblacional que simula la variación natural en la progresión de HbA1c. Este modelo se calibró utilizando los datos de un grupo de individuos con DT2 con seguro privado. Se compararon los tratamientos combinados con metformina y sulfonilurea, inhibidor de la dipeptidil peptidasa 4, agonista del receptor del péptido similar al glucagón o insulina. Los parámetros estudiados fueron años de vida (AV), años de vida ajustados por calidad (AVAC), tiempo medio hasta la dependencia de insulina y coste esperado del tratamiento por AVAC desde el diagnóstico hasta la primera complicación asociada a la diabetes (cardiopatía isquémica, infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca congestiva, ictus, ceguera, fallo renal o amputación) o la muerte.



Según el modelo, todos los regímenes resultaron en AV y AVAC similares independientemente del objetivo de control glucémico, pero el régimen con sulfonilurea acarreó menos costes por AVAC y logró más tiempo hasta la dependencia de insulina. Un objetivo de HbA1c del 7% (53 mmol/mol) produjo más AVAC en comparación con un objetivo del 8% (64 mmol/mol) para todos los regímenes.

En conclusión, el empleo de sulfonilurea como terapia de segunda línea para la DT2 generó un control glucémico y AVAC similares a los de los otros agentes, pero con menor coste. El presente modelo, que incorpora los niveles de HbA1c y las complicaciones de la diabetes, puede servir como herramienta útil para la elección de los tratamientos adecuados.